Páginas vistas en total

Pompeyo Márquez: Acuerdo Nacional y gobierno de Unidad


TOMADO DE TAL CUAL



Ayuda Para lograr la reconstrucción del país devastado por esta dictadura todos somos necesarios, por ello, y a conciencia del pluralismo que está plasmado en la Constitución Nacional, nada de exclusiones, por el contrario, mucha inclusión y tolerancia
Insistiremos hasta el cansancio en la necesidad de construir una dirección política que con firmeza y valentía conquiste la implantación por la vía pacífica y electoral de un gobierno de Unidad Nacional que abra las puertas a la democracia, a la libertad, a la lucha contra la pobreza y al respeto a la Constitución, que restablezca las instituciones, la independencia de poderes, donde haya justicia hoy ausente por la confiscación de los poderes por una dictadura que además de represiva es incompetente e ineficaz. El instrumento fundamental es la más amplia Unidad Nacional dotada de una dirección como ya dijimos con firmeza y valentía, y que se elija un gobierno que gobierne para todos.

Para lograr la reconstrucción del país devastado por esta dictadura todos somos necesarios, por ello, y a conciencia del pluralismo que está plasmado en la Constitución Nacional, nada de exclusiones, por el contrario, mucha inclusión y tolerancia.
Hay que terminar de firmar un gran Acuerdo Nacional que contenga los puntos prioritarios para un país en bancarrota y para un pueblo pasando toda clase de dificultades, entre ellas la falta de comida, el hambre, el desempleo, la inflación que se traga literalmente los pírricos aumentos de salario. La única manera de obtener la victoria es con la lucha unitaria, sin exclusiones, sabiendo que en un frente tan amplio no todos tienen el mismo coraje pero basta, en nuestra opinión, que de una u otra manera se oponga a la dictadura militar que tiene al frente a un aprendiz de tirano.
Cuando hablamos del tema militar, tenemos presente que se trata de una cúpula corrupta pero que en el seno de las FAN hay descontento y en especial en la familia militar que sufre la misma tragedia que el resto del pueblo. La lucha es en todos los terrenos, desde los problemas sectoriales y sus reivindicaciones inmediatas que originen todo tipo de movilizaciones, considerándolas como parte importante del cambio político que se exprese en la salida de Maduro, de su régimen y de su modelo económico.
Reconstruir el país reclama un esfuerzo titánico donde todos tengamos un papel que cumplir, por modesto que sea, en levantar el espíritu de combate y de esperanza de que sí se puede alcanzar la Venezuela Democrática con el ejercicio pleno de todas las libertades y el respeto de la Constitución y de los derechos humanos.
Un pueblo unido, con unos objetivos claros y una dirección política plural es invencible, nuestro pueblo logrará su libertad. La lucha es permanente y la victoria la alcanzaremos mediante ese diario combate por una Venezuela democrática, por un cambio político con sentido de urgencia y teniendo en la mente la misión ineludible de salvar a nuestra patria.
Este medio no se hace responsable por las opiniones emitidas por sus colaboradores