Páginas vistas en total

LOS SORPRENDENTES BENEFICIOS DEL MEREY



 Este fruto seco ha viajado por el mundo con varios nombres, como pajuil,  anacardo, nuez de la India, castaña de cajú y marañón, pero en Venezuela se le conoce como merey. El árbol de marañón da sus frutos después de 3 años de vida, fue traído por los portugueses y plantado en Suramérica, donde se propagó en Venezuela, Brasil y luego se extendió por países africanos. Hoy, los productores comerciales principales de anacardos (merey) son India, Brasil, Mozambique, Tanzania y Nigeria. Es un fruto colmado de nutrientes, su composición de grasa se considera saludable y, a pesar de su pequeño tamaño y forma de riñón, resulta una potente fuente de energía. Suele conseguirse fácilmente en los mercados locales y es buen acompañante para ensaladas y platos salteados. Los estudios de pacientes diabéticos muestran que la grasa monoinsaturada, cuando se añade a una dieta baja en grasas, puede ayudar a reducir los niveles altos de triglicéridos. Para nuestra sorpresa, el 66% del contenido de grasas del merey son monoinsaturadas. Así que el corazón se fortalece. También ayuda a prevenir cálculos biliares y gracias por alto contenido de magnesio estimula el fortalecimiento de la estructura física de los huesos. Por otro lado, las personas que comen frutos secos son menos propensas a ganar peso, así que en vez de saciar los antojitos con dulces, un puñado de merey estaría mejor. De las semillas del árbol se produce un aceite dermatológico que ayuda a suavizar la piel y la infusión de sus hojas es un buen regulador de la hipertensión. La mantequilla de merey es una buena forma de disfrutar de sus propiedades benéficas, además te enseñamos a tostar frutos secos en casa. Fuente: CV ZL