Páginas vistas en total

En EE UU, se habló español antes que inglés


En la actual Estados Unidos se habló español mucho antes que inglés. A comienzos del siglo XVI, en 1513, el vallisoletano Juan Ponce de León exploraba la costa este de lo que aún no se llamaba EE UU y ponía nombre a Florida. En 1565, el asturiano Pedro Menendez de Avilés acababa con una colonia francesa de la zona -también los franceses habían llegado ya a aquel nuevo mundo- y fundaba San Agustín, considerada hoy como la ciudad más antigua hoy habitada de los Estados Unidos.

Por esos mismos años, hacia 1533, exploradores como Diego de Becerra y Fortún Jiménez, enviados por Hernán Cortés, desembarcaban en las costas del oeste y bautizaban como California a California.
Desde aquellas expediciones, faltaban aún muchos años para que la reina Isabel I de Inglaterra otorgara licencia, en 1583, al pirata Sir Walter Raleigh para fundar una colonia al Norte de Florida, a la que llamaría Virginia, y aún muchos años más para que que en 1607 los ingleses fundaran Jamestown, su primer asentamiento permanente en el territorio actual de los EstadosUnidos y para que el Mayflower, el legendario barco de los puritanos ingleses, llegara a la costa y fundara Plymouth, en 1620.
El español es hoy la segunda lengua más hablada en Estados Unidos, solo superada por el inglés. Hay allí unos 53 millones de personas que la tienen como lengua materna, lo que hace de EE UU el segundo país del mundo en número de hispanohablantes, solo superado por México, con unos 120 millones, y bastante por delante de Colombia -48 millones- y de España -46-. Los hispanohablantes y el español forman parte relevante del patrimonio económico, social y cultural de los Estados Unidos.
El cierre de las cuentas en español de la Casa Blanca no es solo una ofensa gratuita de Donald Trump y su equipo al 17% de su población y a los más de 500 millones de hispanohablantes en el mundo. Es también un error monumental, una gran metedura de pata. A ver si la sacan.