Páginas vistas en total

Dip. Dignora Hernández: Entre Judas y Pilatos se tambalea la revolución



Nota de prensa

La diputada a la Asamblea Nacional Dignora Hernández aseveró que  algunos ex ministros, ex diputados, camaradas y amigos del fallecido presidente Hugo Chávez califican como un desacierto la designación del Presidente obrero como sucesor en el cargo. De la misma manera resaltó que con lamentos estériles y extemporáneos se quejan de que el gobierno liderizado por Nicolás Maduro mantiene al país “contra la pared”  y sumergido en crisis.


Hernández destacó "resulta un descaro despachar de manera tan simple toda una estrategia de Estado encaminada a la destrucción del país de la cual formaron parte. Sorpresivamente como por obra divina de una epifanía o revelación, esos personajes, los que hoy critican las medidas 'socialistas', comprendieron  que la crisis  económica que nos aqueja se agravó, según dicen producto de la corrupción administrativa, no obstante siguen obviando de manera deliberada que el origen de la misma está en el legado, hasta se atreven a  profetizar que de no hacerse algo frente a la crisis que enfrentamos iremos a la destrucción".

La también dirigente nacional de Cuentas Claras calificó como desfachatez las declaraciones emitidas por ex funcionarios y ex directivos del Psuv "en virtud de que cuando formaron parte del grupo de privilegiados que tomaban decisiones en el país respaldaron sin chistar cualquier tipo de medidas, según los caprichos e intereses de su mentor, aún cuando estas fueran equivocadas, es que acaso se les olvida que fueron parte del  Sanedrín que dirigió la política económica y social del país, y que integraron el tren ministerial en más de una cartera, será necesario recordarles que fue en esa administración de la cual formaron parte que se echaron las bases de este modelo económico destructor que causó la ruina económica y moral  que hoy mantiene al país sin alimentos ni medicinas, producto de su mala gerencia y una  galopante corrupción. Pues bueno, todo esto pasó antes sus ojos sin que se inmutaran, y nos condujo a lo que hoy ustedes de manera simple ven como un 'error de apreciación', la verdad es que todo lo que ustedes ayer apoyaron fue lo que hundió a la sociedad en la más profunda desolación".

Asimismo criticó que los hoy llamados traicioneros o judas de la revolución  "conocían perfectamente hacia donde nos llevaría este modelo perverso que no fueron capaces de frenar. Ahora al mejor estilo de Pilatos se lavan las manos  al pretender evadir sus responsabilidades, presentándose preocupados por la situación,  lo cual pudiera interpretarse como un momento de sensatez, de no ser por un pequeño detalle; cuando decidieron NO actuar tomaron también la decisión de hacerse cómplices de la situación".