Páginas vistas en total

Denuncias sobre desapariciones en otras partes del país ha recibido comisión de la AN que investiga caso de Tumeremo

Informó diputado Américo De Grazia

Aseguró que en el estado Bolívar hay minas que han sido convertidas en cementerios

Prensa Unidad Venezuela (Caracas).- La comisión especial de la Asamblea Nacional que investiga el caso de los desaparecidos de Tumeremo ha recibido denuncias sobre otras desapariciones ocurridas en distintas partes del país,  informó este martes el diputado de la Unidad, Américo De Grazia.
“Hemos recibido denuncias de desaparecidos en distintos puntos del país por distintas causas y motivos, pero fundamentalmente en El Callao, Guasipati, El Manteco, la Paragua, Tumeremo, El Dorado y Las Claritas”, poblaciones todas del estado Bolívar, precisó De Grazia en conferencia de prensa ofrecida en el Palacio Legislativo, en la cual estuvo acompañado por otros miembros de la comisión, integrada por los diputados Luis Silva, Olivia Lozano, José Hernández y Rachid Yasbek, todos de la Unidad, debido a que la bancada del oficialismo se negó a formar parte de la misma.(...)

Aseguró que en el caso específico de Bolívar “hay fosas comunes, minas convertidas en cementerios de mineros en la zona que se ha dado en llamar en estos días como el ´arco minero del Orinoco´”, hechos de los cuales ya han informado al Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, con quien la comisión se reunirá mañana en su despacho en Caracas.
“No estoy mencionando poblaciones por mencionarlas. Estamos hablando de testimonios, y estamos en la disposición de ayudar para que estos casos sean aclarados como presumo terminará siendo aclarado este que hoy, de manera lamentable, nos ocupa y sorprende a toda Venezuela”, dijo.
Aunque el Ministerio Público informó la tarde de este lunes que hasta ahora son 20 los cadáveres encontrados en una fosa común en la mina de Nuevo Callao, cercana a la población de Tumeremo, De Grazia insistió en que son 28 “de acuerdo a la versión de un testigo, que aseguró haberlos contado”.
“Esto corrobora, de manera lamentable, todos los hechos que habían denunciado (los familiares de las víctimas) por voz propia y por voz de los parlamentarios que hoy integramos esta comisión”, indicó.
Reiteró que el traslado de los cadáveres desde la mina de Atenas a la mina de Nuevo Callao se efectuó en un camión “escoltado por un centenar de motorizados y por un vehículo con el logotipo del Cicpc, en cuyo interior viajaban tres funcionarios de ese cuerpo policía”.
“Esto lo que nos da es un nivel de la degradación institucional en la que hoy, lamentablemente, estamos viviendo los venezolanos”, comentó.
De Grazia también informó que los diputados Silva y Lozano propusieron a la comisión interpelar al gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, con el propósito de que aporte la información que maneja sobre el caso de Tumeremo.
“Por ejemplo, él dice que la mina Hoja de Lata, por decreto, ha sido declarada artesanal y que está dirigida por una cooperativa. Queremos que le diga a la AN y al país cómo se llama esa cooperativa, quiénes son sus miembros, cuánto reportan de oro y a quién se lo reportan, y cuánto cobran por lo que allí se produce. Que explique el propósito de encubrir los hechos al decir que esa fue una ´masacre virtual´ y que además tuvo la desfachatez, a nuestro juicio, de decir que eso era una práctica distraccionista nuestra para oscurecer el tercer aniversario de la muerte de (el expresidente Hugo) Chávez. Venezuela no puede dejar pasar estos niveles de cinismo”, aseguró.
El diputado agradeció la “inmensa e invalorable participación y ayuda” recibida de los exparlamentarios Rafael Narváez y Walter Márquez, así como de las organizaciones no gubernamentales Foro Penal, Provea y Amnistía Internacional, al haberse puesto a la orden de la comisión para llevar a cabo las investigaciones.
Asimismo, informó que se han hecho contacto con la embajadas en Venezuela de Argentina y México, países que acumulan experiencia en hechos que guardan relación con el temas de desaparecidos. “No desestimamos ningún apoyo, ninguna ayuda que se nos pueda prestar no a nosotros como comisión, sino a los familiares de las víctimas, para que se haga justicia”, señaló.
“Esta historia criminal tiene que terminar. Venezuela no puede ser reconocida en el mundo por fosas de la muerte, ni por barrancos de la muerte, ni por oros de sangre ni por diamantes de sangre, sino por su potencial económico y por lo que realmente somos: un pueblo de paz, de trabajo, entregado a su familia.”
“Estamos dispuestos a colaborar con el ánimo de que se establezca la verdad y para restablecer el orden en la minería (...) Creemos que esta trágica coyuntura debería ser aprovechada para poner orden en el tema de la minería, proteger el ambiente y darle un sentido social y humanitario a una actividad que puede dejar ingresos para el país, que puede promocionar el desarrollo de nuestro estado y, por supuesto, financiar la paz de los hogares de Guayana y de Venezuela”, concluyó.

--