Páginas vistas en total

¿Qué puedes hacer en medio de la situación venezolana?

Econ. Iramarú Herrera

Estrategias Económicas para el 2016

Cualquiera pudiera decir que es tarde para hablar de expectativas y recomendaciones en vísperas del año 2016, pero para Venezuela éste recién comienza.

Lo primero es entender que Venezuela no es todo el mundo y que el mundo de hoy pasa por difíciles situaciones ambientales, sociales, políticas y económicas, así que no nos debe extrañar la recesión económica, caída de los precios de todas las materias primas a nivel internacional, reacomodos políticos internacionales e incluso nuevas coaliciones en el marco de nuevas guerras.
Además debemos estar atentos a lo que nos depara la naturaleza, una fuerte sequía que puede acompañarse de otros fenómenos naturales que hasta hoy desconozcamos o incluso catástrofes inesperadas pueden acompañar este año.

Ahora bien, no es asunto astrológico o esotérico, es el análisis de la coyuntura así que aun conociendo los temas internacionales, no es sino hasta ahora que tenemos claro el panorama y conocemos los escenarios que han decidido tomar la oposición y el gobierno en nuestro país, entonces si podemos establecer la gama de situaciones que nos pueden afectar, a tres niveles:

Nivel Individual:
Olvide su preocupación de si podrá o no viajar, o en cuánto costará un pasaje de avión, es momento de caer a tierra. Esto significa que nuestro nivel adquisitivo no tenía una base real y por tanto carece de sustento, entonces, la preocupación u ocupación principal del venezolano de a pie debe ser, cómo resolver la cotidianidad; comida, servicios básicos, educación, salud, ropa y calzado, y si queda, esparcimiento.
La indicación: Maneje sus finanzas personales, haga el presupuesto familiar, NO SE EXCEDA luego de planificado.
Planifique de acuerdo a su realidad y por orden de prioridades: comida, servicios básicos, educación, luego todo lo demás.
Use sus tarjetas de crédito como emergencia, evite usarla en mercado y gastos superfluos.
Racionalice sus compras, olvide por completo a los revendedores, si no consigue el producto al precio, no lo compre, el revendedor arruinará su presupuesto. Haga equipo con su familia y amigos para comprar al mayor, busque y compare los precios, revise la relación precio – cantidad de los productos. Olvide la fidelidad a las marcas, a menos que le representen mejor relación precio – cantidad – durabilidad, verifique en cada compra que tiene stock suficiente, pero ojo, no sobrepase su capacidad de almacenar.
Busque otra fuente de ingreso, preferiblemente productiva, es momento de las iniciativas de emprendimiento a cualquier escala, la producción artesanal y comercialización por redes sociales son ahora una gran oportunidad.
      2. Nivel Comercial:

Si Usted se dedica al comercio formal o informal, a la compra para reventa, este será uno de sus peores años, no sólo por la cantidad de regulaciones e inspecciones a las que estará sometido, sino por la inminente caída del consumo que se vivirá. En esos términos procure

Salir de los inventarios costosos de poca rotación, tenga control de sus compras para inventario y procure quedarse con la alta rotación y más bajo precio, esto le dará ganancias por volumen y un flujo de efectivo constante.
Si puede, evite los productos regulados en su negocio, ser comerciante de los productos regulados lo coloca en el ojo del huracán y por lo tanto lo hace sujeto seguro de inspecciones por todo el Estado.
Sea su propio proveedor o genere proveedores cercanos, lo ideal es la migración del sector puramente comercial al mix de producción y comercialización. Si cuenta con formas de inversión, entonces inicie la producción de bienes que ya conozca o que ya comercialice.
Si tiene las posibilidades financieras y físicas, migre al sector industrial
El sector comercial y de distribuidores será uno de los más golpeados por la situación económica, por lo tanto diversificar el riesgo es la opción mas viable.

        3. Nivel Productivo o Industrial:

Siendo el sector, menos desfavorecido tiene que tomar en consideración los obstáculos ya existentes como la falta de insumos y materias primas, el control de costos, las regulaciones, entre otros. Para la industria entonces los controles deben orientarse en otra dirección.

Extreme su control de procesos, esto le permitirá controlar los costos y maximizar las ganancias por vía de la rotación y por vía del precio. Las empresas que este año no sepan controlar sus procesos productivos de forma extrema tendrán que asumir ineficiencias internas a un costo elevado en términos de las demoras, perdidas y eventuales sanciones por parte del gobierno.
Si recibe materias primas de las empresas estatales, mantenga al día su plan de producción, infórmelo y sostenga sus pedidos de manera permanente. Solicitar la materia prima de acuerdo a un plan de producción durante los primeros tres meses del año, puede ser la tabla de salvación, incluso si ha tenido paralizaciones por falta de insumos.
Procure colocar su producto a nivel internacional, las puertas están abiertas a la exportación, revise las líneas de producto que puede diseñar para otros mercados y atrévase a lanzarlo.
Gerencie la información: conozca todos y cada uno de los eventos o situaciones que pueden afectarle, no permita que le cuenten su empresa o su entorno. Mantengase al tanto de las tendencias nacionales e internacionales, noticias que puedan afectarle, tanto como de los movimientos a lo interno de su organización.
Tome la innovación como pieza clave, en crisis se innova o se desaparece, es momento de crear en nuestras empresas e impactar en nuestros procesos productivos, haga un proceso sistemático de innovación.
Finalmente, protéjase con la ciudadanía corporativa, aunque le parezca insólito pensar en planes de Responsabilidad Social en medio de una crisis, este es precisamente el momento de actuar en esa dirección, la empresa tiene un rol de mensajero social, su gerencia no solo lidera a los trabajadores, tiene que trascender y liderar la ciudadanía corporativa.
Recordemos todos que formamos parte de una globalidad y por tanto los sucesos internacionales continuaran afectándonos en gran medida. Venezuela en crisis nos presenta una gran oportunidad para crecer, pero debemos dejar de señalar al culpable y buscar al salvador, es nuestra responsabilidad asumir los caminos y convivir con las consecuencias de nuestras resoluciones. Desde el estrés y la preocupación sin acción no llegaremos a ninguna parte, busquemos ayuda, contemos con aliados estratégicos para que nuestras decisiones sean las mas acertadas.

Creer en este país, sortear las dificultades y sobre todo crecer es la gran tarea que nos presenta este 2016.

Econ. Iramarú Herrera

Presidenta de SHS Empresarial

@shsempresarial