Páginas vistas en total

Sustituir al régimen habanero

Unidad

Le corresponde a la dirección política de la alternativa democrática trazar con acierto el derrotero a seguir en la actualidad. La unidad más amplia deberá incluir un sector militar, debe plantearse para reconstruir a la Nación destrozada por un gobierno sordo y ciego ante la realidad. Por eso hay que sustituirlo, porque fracasó y porque ha sumido a Venezuela en la barbarie
Hemos dicho que la dura realidad del país es una pero tiene varias caras: la crisis política, la social, la económica, la militar, la educativa, la sanitaria. (...)


El problema radica en saber escoger cuál de esas caras predomina en un instante dado y a partir de allí "jalar la cadena" como decía Lenin al referirse a los hechos concretos.

El régimen dictatorial de Maduro insiste en su empeño de acabar con la economía privada, con lo que queda del aparato productivo. Por supuesto esto no hace sino agravar la situación de escasez.

Cree que con medidas erráticas va a eliminar las colas como que si estas fueran un fenómeno artificial y no el síntoma de la enfermedad, consecuencia de su política económica que tiene como base un modelo cubanoide fracasado y corrupto.

El régimen ha dispuesto de suficiente dinero proveniente de la renta petrolera y de los endeudamientos internos y externos como para poder haber evitado que Venezuela atravesase un momento tan difícil como el actual. Este es el hecho económico que no tiene otra salida que la sustitución del actual gobierno y el régimen habanero que le sirve de base para abrirle las puertas a la democracia y a la República civil, a una economía de mercado que supere la actual crisis económica.

Al mismo tiempo, la situación exige la victoria de las fuerzas del cambio en las parlamentarias del 6-D, para lo cual es imprescindible la más amplia unidad nacional y en cualquier circunstancia, iniciar el camino que conduzca a la salida de Maduro como hemos mencionado.

No sé si simplifico la situación, la esquematizo, pero en todo caso así veo el panorama, el estado de cosas es muy complicado y es difícil tener la completa razón. Yo no la asumo para mí ni estoy dictando cátedra, lo que hago es exponer un punto de vista donde la unidad, el cambio pacífico y constitucional juegan papel fundamental, pero para ser coherente con el discurso al analizar al gobierno y al régimen lo coherente es pedir su sustitución. Eso no tiene nada de golpismo, es una perspectiva que se le abre al país que no es otra que el retorno a la democracia y la República civil.

Esto lleva implícito unir al país, mensaje en el cual insisto en todos mis comentarios.

Le corresponde a la dirección política de la alternativa democrática trazar con acierto el derrotero a seguir en la actualidad. La unidad más amplia deberá incluir un sector militar, debe plantearse para reconstruir a la Nación destrozada por un gobierno sordo y ciego ante la realidad. Por eso hay que sustituirlo, porque fracasó y porque ha sumido a Venezuela en la barbarie.