Páginas vistas en total

¡SIN MI CAFECITO MAÑANERO DE CADA DÍA!


-->

-->LA ISABELICA EN UNA CAMIONETICA
-->Por Jesús Francisco Gómez -->
-->
Sábado en la mañana y amanecí sin café. Mis pensamientos no cesan en buscar soluciones a los múltiples problemas que se me presentan para sostener mi hogar. Días buscándolo y logré ubicar ayer un cuartico de kilo con uno de los buhoneros del Mercado Periférico de La Isabelica, pero me quedé con los dientes fríos y la lengua anudada en la garganta cuando el bachaquero me dijo: "¡150 bolos el cuartico, compa!".  La mentada de madre no podía salir de mí ser, ante la impotente mudez. ¡Seis veces y pico el valor real y para completar  limpio é bola, sin poder pagar esa grosería de precio!
Y así por el estilo, entre escases, especulación y colas, es un vía crucis ser pobre en Venezuela. La vida se ha puesto difícil para conseguir y comprar el “Pan de cada día”; sin mencionar la higiene personal.
(...)


Hoy necesito estar, a las once de la mañana, en la reunión sabatina del Partido. Tomé un recolado con la borra del último café de ayer. Debo conseguir mínimo 200,00Bs _adquirir el vicio y que me quede pasaje, aunque me duela la vergüenza_. Me iré en el Metro para economizar tiempo y dinero. La camionetica subió a 15 bolos y yo le pago 5,00, a pesar de la protesta del chofer. Me despido de mi mujer, me santiguo y tomo la calle con mi angustia, vía Monumental, en nombre de Dios y la Virgen para que me aleje de todo mal amén.
Tanto la estación como en el vagón del Metro el calor es sofocante. No funcionan los aires. Los pasajeros apiñadados como sardinas en lata y pensar, que “Mentira Fresca” vino hace unas semanas atrás a inaugurar dos estaciones que aún no están concluidas. El mismo, que el “Primero de Mayo”, dizque aumentó la Pensión de Vejez y nada. Aquél, que ha prometido el Bono de Salud  a los viejitos y nada. Ése, que niega que existan colas frente a los supermercados, y la gente sufriendo. El qué, según el Sr Ban ki-Moon, es el pacificador de Venezuela impidiendo una guerra; cuando en realidad es el Individúo que ha torturado, asesinado y encarcelado a estudiantes como a políticos. El defensor de narcotraficantes y corruptos. Miserable, que terminó de sepultar la economía venezolana y me dejó amaneceres sin café.
Desgraciado, que anda pidiendo limosna en el extranjero para comprar electores; dañando mi estilo de vida y la de muchos, que hemos perdido la vergüenza para “pedir prestado” en busca de redondear la arepa.
Aquí voy en un vagón del Metro, buscando las mejores palabras  que dirigiré a mi amigo Gustavo, sin poder verle a los ojos, cuando le pida 200,00 de aquellos; porque Mentira Fresca me ha dejado sin el cafecito mañanero de cada día.