Páginas vistas en total

Víctimas del agrotóxico Nemagón siguen luchando por justicia en Nicaragua











Por Cristina Fontenele
El pesticida Nemagón fue ampliamente usado en las plantaciones bananeras de países americanos, como en Nicaragua, Honduras, Costa Rica, Panamá, Ecuador, Estados Unidos y Guatemala. Sólo en Nicaragua, el producto ya cobró 110 mil víctimas directas e indirectas. Ya fue probado que el agrotóxico puede provocar esterilidad, abortos, mala formación genética, enfermedades en la piel y cáncer. Después de años de lucha, campesinos/as nicaragüenses todavía siguen pidiendo justicia a través de procesos como el movido contra la empresa estadounidense Dole Food Company.


En las mujeres, el pesticida provocó abortos frecuentes, cáncer de útero y mamas, dolor en hígado y articulaciones. En los hombres, las principales secuelas fueron esterilidad, pérdida de peso y cabello, además de manchas en la piel. Existen también las consecuencias psicológicas y sociales, como la pérdida de autoestima, depresión severa, tristeza y confusión. La impotencia y la esterilidad provocaron también desequilibrio en los casamientos. A lo largo de los años, muchos campesinos perdieron sus trabajos, se convirtieron en alcohólicos o intentaron suicidio.
Trayectoria
En 1969, la Standard Fruit Company inició la aplicación del Nemagón en sus plantaciones de banana en América Central. En 1979, Estados Unidos se dio cuenta del potencial cancerígeno del producto y prohibieron el uso en el país. En el mismo año, Costa Rica hizo lo mismo.
En 2001, Nicaragua aprobó la Ley nº 364 – Ley Especial para Tramitación de Juzgamientos promovidos por las personas afectadas por el uso de pesticidas fabricados a base de DBCP (dibromocloropropano) –conocido comercialmente como Nemagón-Fumazone. Desde entonces, los trabajadores vienen denunciando a empresas como la Dow Agro Sciences, Aka Del Monte Fruits, Del Monte Tropical Fruit Company, Shell Oil Company, Occidental Chemical Corporation, Standard Fruit Company, Dole Food Corporation Inc., Chiquita Brands International y Del Monte Foods.
En 2002, las empresas Dow Chemical, Shell Oil Company y Dole Food Company fueron condenadas a pagar US$ 490 millones a 600 trabajadores nicaragüenses, pero se negaron a cumplir la sentencia, alegando irregularidades en el proceso. Hasta hoy, los procesos siguen en la justicia.