Páginas vistas en total

Las cosas que me alejan de ti


                       G. González Blanco                                     ggonzalezblanco@yahoo.com

Fusilo el título de la canción de Gian Franco Pagliaro con la que el recordado “negro” Héctor Cabrera barrió con las premiaciones de un festival  artístico en el Buenos Aires de 1970.Pero es que  me viene pintiparada para tratar de explicar mi  contumaz desprecio por lo que exhiben los dos inmamables bloques en pugna que como yerba mala ahoga cualquier posibilidad de entendimiento inteligente e  intermedio. El alicate chavismo-antichavismo es una de las ocurrencias políticas mas nocivas que yo en mi ya prolongada existencia haya podido presenciar; Y lo que es peor, sentido en mis costillas y en mi intelecto de manera brutal sus actuaciones.
Desde hace varios años  una buena parte de mis artículos en “Entre Todos” los he venido dedicando a la crítica, a menudo rayana en la invectiva lo reconozco, de la  acción de gobierno que esta plaga de ignorantes y corruptos inflige  a nuestra desdichada nación. Execrable desgobierno “donde toda imbecilidad tiene su asiento y todo mega guiso tiene su habitación”, con el perdón del inmortal Cervantes por tan balurda paráfrasis. No es para menos, la revolución chavista se convirtió en pocos años en una “cochinocracia” malandra, ladrona e increíblemente ignorante que “dejó para los muchachos” la hiriente fabulación  de  Rebelión en la Granja de G. Orwell.(...)

Entonces ¿por qué no estoy con la oposición?  . Bueno, entre otras cosas porque esa vaina que se opone al gobierno es una zambumbia ideológica que hasta el momento salvo su cerril negación a todo lo que huela a chavismo, no define nada o se hacen los locos. A mi me gustaría ver y oír de parte de ellos una condena a los desmanes de Israel y de los EEUU en el medio oriente. No me puede caer bien el aplauso unánime y la celebración histérica del asesinato de Gadafi, el silencio ante el golpe ucraniano, los ataques de los drones, la agresión a Siria, su descarada dependencia de las “ONG” del gobierno gringo entre otros muy reprobables hechos, y como colofón su aceptación a rajatablas al auto otorgado derecho de los EEUU a “sancionar” a quien le  salga del
 Forro. No puedo compartir ideales con una panda de pendejos sin ideas propias. No quiero pensar ni por un momento que sería de la política internacional de Venezuela si  Capriles y la MUD o cualquiera de esos anormales ultra gringos se apodera del gobierno. Eso en el plano internacional. Nacionalmente su actuación es aun más lamentable. Ante ese suicida movimiento que es “La Salida”, que tanto daño les hizo, que le dio en la madre al pobre Capriles, que ocasionó miles de hechos muy reprobables, estoy esperando una condena frontal de ese desmadre. Pero no, aclaman y cabronean por debajo de cuerda a los protagonistas.
Acabo de ver en internet, en el colmo de la cursilería, un trío de mujeres abrazadas llorando a moco tendido  porque el gobierno desmanteló sus fortalezas de la libertad, sus plazas de la democracia en Chacao, Las Mercedes y Altamira. Y lo peor es que esa vergonzosa escena tendrá mañana primera plana en los “perseguidos”  periódicos criollos. ¿Qué vaina es esa? ¿Acaso estos “héroes” pretendían quedarse allí de por vida protestando no se que vaina abstrusa? Y no es solo eso, acabo de oír a uno de esos “líderes estudiantiles” decir que seguirán en la calle “porque la calle les pertenece”, lo cual significa que los demás nos la calamos o nos la calamos porque ellos lo quieren.
En la principal de Prados del Este hasta hace poco había una enorme pancarta que decía batiendo el record de la exageración y de la cursilería “Gloria a los héroes de Prados del Este”. Yo vivo por allí cerca y lo que vi fue solo a un  pertinaz grupo de zagaletones capitaneados por uno de mayor edad que se veía bien entrenado y pertrechado para amargarle la vida a los que habitamos la zona , que para mayor vaina somos definitivamente opuestos a los desmanes de este gobierno balurdo. Los fementidos “héroes”  con sus “heroicidades” nos hicieron durante buen tiempo la vida cuadritos.
Los cojones se me acatarran cuando veo la insensata glorificación de María Corina. El latifundio mediático nacional e internacional ha querido convertir a esta desagradable y avinagrada mujer en una especie de heroína griega llamada a desencadenar una rebelión general contra el opresor chavista. Su vergonzoso y plañidero periplo por el exterior buscando quien “le pare” para invadir a Venezuela, en una nueva Odisea. Carajo, que vergüenza. Hablar de heroicidades cuando lo que se trata es que esta mujercita no es más que una despreciable renegada apóstata de la poca venezolanidad que  aun queda.
Para colmo de males, “la casa que vence las sombras” , mi Alma Mater querida, la otrora gloriosa UCV, uno de los bastiones opositores, acaba de encochinar la  augusta y respetable institución de los doctorados Honoris Causa otorgándole uno a la actual rectora Cecilia García Márquez  ó Arocha. Una mujer gris y quejumbrosa que ha dedicado  mas de media vida al bochinche político-administrativo de la UCV y que no ha escrito libros, que no practica la odontología desde hace añales, no se le conocen trabajos especiales,  que   su carrera administrativa en la UCV es de una mediocridad supina, que no ha presentado  trabajos científicos  notables, investigaciones clínicas o de laboratorio que se puedan mencionar se le otorga esa elevada condición. ¡Qué cojones!  Bueno en eso se empataron con el Vaticano que canonizó en forma exprés  a ese zángano indigno,  cohonestador de matanzas y limpiezas étnicas   por lo menos en los Balcanes llamado Juan Pablo II.
Otro descaro supremo es el ensalzamiento  a niveles nunca visto de esa vaina amorfa y sin ideología alguna que es eso que llaman movimiento estudiantil. A mi no me cuadra por ningún lado. Antes cuando uno era joven los estudiantes estaban del lado de los mas pendejos y de las causas de los mas débiles, éramos sin duda alguna izquierdistas y anti gringos de corazón. Luego muchos de mi generación cuando  maduraron o envejecieron  derivaron  hacia la derecha  reaccionaria, al culto al billete y al desprecio por los mas pendejos. Pero ahora, estos jóvenes están podridos desde el comienzo, son unos bastarditos cuyo arrastramiento pro gringo me da náuseas. El pensamiento político de Smolansky, Scharifker, y Goicochea, jóvenes imberbes, es digno de figurar entre los ideólogos ancianos del Tea Party gringo. Su héroe es Donald Trump y Tienen a Walt Dysney tatuado en sus nalgas. Que Dios se apiade de nuestro país si  esa cáfila llegase  a gobernarnos. Espero que  nunca ocurra o que no lo vean mis ojos. ¿Habrase visto  estudiantes reaccionarios? ¿Cómo será cuando envejezcan?
Mientras tanto el inefable gobierno del pelmazo Maduro sigue haciendo de las suyas para desgracia de mi estómago por  las arcadas que me ocasiona la estupidez sostenida. Por donde quiera que voltee, encuentro cosas  muy reprochables, y que van a contrapelo  de  mi ideología, cometidas y aceptadas por ese bodrio de la oposición venezolana. Ni modo, me toca seguir predicando en el desierto   y esperar que de las reservas morales que aun deben quedar en Venezuela, salga o se aglutine una tercera tendencia que se aparte de la antinomia  neo liberalismo-socialismo y que haga realidad lo que dijo alguien muy sabio “producir como capitalista y repartir como socialista”. Mientras tanto, me sale seguir cantando la canción de Pagliaro en versión de Héctor Cabrera