Páginas vistas en total

PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE PIEL


Infografía de Noticias 24
La incidencia de cáncer de piel  ha experimentado un aumento significativo en los últimos años. Actualmente  es una enfermedad que representa un problema de salud en muchos países. La Organización Mundial de la Salud estima que anualmente  se presentan  mas de 130 mil casos de Melanoma, y se estiman cerca de mas de 65.000 muertes por dicha causa para el año en curso. Los países mas afectados  son los del norte de Europa. Suecia. Australia y los Estados Unidos. Sin embargo actualmente muchos países de America  Latina  reportan un aumento significativo en el numero de casos.
Es probable que el incremento de  Cáncer  Cutàneo  a nivel mundial tenga como principal causa  la falta de información sobre las medidas básicas a tomar para prevenir  la aparición de lesiones malignas .Diversos estudios han determinado que en la mayoría de los casos las medidas preventivas fueron ignoradas, se tomaron de manera  tardìa o en forma temporal.(...)


TIPOS DE CÁNCER DE PIEL

CARCINOMA  BASOCELULAR. Es el tipo mas frecuente y el menos agresivo. Generalmente se presenta  en las zonas expuestas a la luz solar: Cara, cuello, región auricular,  y miembros superiores, son lesiones  de aspecto brillante, color semejante al resto de la piel, tamaño variable no mayor de 5 mm de crecimiento lento, puede evolucionar por varios años  y es difícil que de metástasis, pero si puede destruir el tejido donde se encuentra  localizado. La extirpación quirúrgica precoz garantiza un buen pronostico.

CARCINOMA ESPINOCELULAR. Es mas agresivo  que el anterior , mas frecuente en individuos con antecedente de exposición solar prolongada. Se observa en piel cabelluda, cara, cuello pero  también en regiones inusuales del cuerpo como tòrax y miembros. Son lesiones de aspecto verrugoso que tienden a descamar, con formación de costra recidivante, y  tendencia a sangrado y ulceración. De crecimiento rápido, invade el tejido circundante y  puede metástasis  a los ganglios con riesgo de diseminación.
Ambos tipos de Cáncer son mas frecuentes en individuos mayores de 50 años, de piel blanca que se han expuesto a la luz solar durante largos periodos de tiempo sin protección.

MELANOMA. Es muy agresivo y a diferencia de los anteriores se presenta también en personas jóvenes. Por su agresividad no requiere de mucho tiempo para crecer y diseminarse a otros órganos. Se origina por una multiplicación anormal de las células melanociticas  que están en toda la piel, por ello suelen localizarse también en sitios poco visibles de la superficie cutánea, en lunares o en zonas aledañas a los mismos. Por su crecimiento rápido y capacidad de metástasis es de mal pronostico y puede ser mortal si no se trata a tiempo. 

FACTORES PREDISPONENTES Y MEDIDAS PREVENTIVAS

El desarrollo de cualquier tipo de Cáncer  esta relacionado con muchos factores y en el Cáncer Cutaneo  además de la luz solar juegan un papel importante la historia familiar, la raza, la edad,  enfermedades debilitantes, depresión  emocional, estado nutricional,  el cigarrillo y traumas físico- químicos de la piel entre otros.
A pesar de las advertencias sobre el efecto dañino de las radiaciones ultravioleta la población no ha recibido la información adecuada sobre la importancia de la fotoprotecion en la infancia.
El desarrollo de Cancer cutáneo es mayor en personas que se han expuesto durante muchos años. El efecto de las radiaciones ultravioleta es acumulativo. Por ello esta indicado el uso de protectores solares desde la niñez  y de por vida.
El uso indiscriminado de camas solares y el abuso de exposición al sol para bronceado, no solo causa quemaduras  y daño cutáneo, también predispone a la aparición de lesiones malignas.
Es fundamental el autoexamen de la piel, observar la aparición de nódulos, verrugas, manchas. Cambios de tamaño, color, aspecto de los lunares. Ante alguna anormalidad es importante consultar al especialista a la mayor brevedad.
Si un individuo ha presentado cualquier tipo de Cancer de piel debe seguir en control por su predisposición a desarrollar de nuevo dicha patología.