Páginas vistas en total

BATIDO DE CHIREL




El ex gobernador del Estado Sucre Enrique Maestre, en persona, comandó las bandas de motorizados que atemorizaban a la población sucrense el 14 de abril y los días posteriores, tal como se puede apreciar en la foto, Maestre daba órdenes a diestra y siniestra, con su peculiar estilo, a los “psuvistas” encargados de la “operación miedo”.


Hace unas semanas en una urbanización aledaña a la población de Tocuyito (Carabobo) fue sacrificado un cunaguaro que, como se sabe, es un animal protegido por las leyes venezolanas, en un ritual religioso. No se trata de cuestionar a ninguna religión, en nuestro país hay libertad de cultos, pero este tipo de actos deben ser rechazados e investigados de manera rigurosa.
La persecución contra Enzo Scarano es más que evidente; las empresas de su familia están siendo hostigadas por diferentes entes públicos (PDVSA incluido), sus parientes más cercanos son constantemente vigilados y contra él mismo se abrió un juicio que hay que ser muy ingenuo para no pensar que se trata de una persecución política. Desgraciadamente estas cosas no son raras ahora, en Venezuela cada vez se hace mas cotidiano el uso de la justicia para pretender atemorizar a opositores, lo que ha colocado al sistema judicial venezolano en una situación muy difícil. Hay que dejar constancia que Scarano ha actuado valientemente, no como el otro que se la echaba de “pollo fino” y salió corriendo en las primeras de cambio.

Se ha desatado una cacería de brujas en la administración pública, en prácticamente todos los entes del estado, ¡hasta en el CICPC!, está en marcha una persecución sistemática contra los funcionarios que votaron por la oposición, han llegado al extremo de revisarle los celulares a muchos trabajadores públicos para intentar conseguir alguna evidencia que los incrimine como “Caprilistas”. Hay alguna gente que no tiene límites en este país.

La asociación de ejecutivos realizó hace poco una reunión privada con algunos analistas políticos, alli se revisaron los posibles escenarios en el futuro inmediato. Hay preocupación en el mundo empresarial y con razón.
Muchos ciudadanos nos preguntamos, ¿por qué el plan república nunca actuó contra los motorizados, algunos encapuchados, que trataron de atemorizar a los votantes a lo largo y ancho de Venezuela el 14-A?