Páginas vistas en total

EDITORIAL



Después de 70 días, el presidente Chávez regresa al país en medio de una situación muy complicada. El triunvirato (léase Maduro, Cabello y Ramírez) a cargo del gobierno durante su ausencia ha resultado particularmente ineficiente. Tan desastrosa ha sido la gestión de este trío que hasta la oposición mas recalcitrante añoraba el regreso del comandante-presidente. EL país atraviesa una situación muy delicada: la inflación, atizada por la reciente devaluación, inevitablemente se potenciara, el enorme problema de seguridad publica para nada ha sido enfrentado eficazmente, los servicios en general (energía eléctrica, agua potable etc.) cada vez son mas desastrosos y el sistema de salud deja mucho que desear. La nación Venezolana va como al garete, este país parece una caja de gatos donde es necesario poner orden. Todo indica que la época de las “vacas flacas” llegó, que el derroche chavista esta por terminar porque es insostenible. Ojala que el presidente Chávez recupere su salud rápidamente y enfrente los graves problemas que padece la ciudadanía, aunque esto resulta muy improbable. Sin ninguna duda, Chávez es lo mejor del chavismo, ahora lo sabemos; con los “chavezboy’s” nos ha ido muy mal. Vienen tiempos difíciles. ¡QUE ZAPEROCO DIOS MIO!