Páginas vistas en total

Una cadena perpetua no podrá borrar los 200 millones de dólares anuales del fosfato robado.


Una cadena perpetua no podrá borrar los 200 millones de dólares anuales del fosfato robado.El lunes 5 de junio de 2016, el proceso de los presos políticos saharauis del grupo de GdeimIzik se reabrió en el Tribunal de Apelación de Salé. Los activistas saharauis por la independencia y el respeto de los derechos, pero también los abogados de la defensa con su ausencia, protestan contra este proceso inicuo, cuyas primeras audiencias se han retomado el5 de juniode 2017, tras varias suspensiones.



El 6 de junio en la zona autorizada para manifestaciones saharauis ante el Tribunal de Salé, rodeados del bullicio de los altavoces marroquíes, los amigos del condenado a cadena perpetua, Sidi Ahmed Lemjiyed afirmaban su apoyo y sus reivindicaciones entre otros 80 manifestantes. En los carteles, se podía leer: “Agrium, vergüenza”, “El fosfato es saharaui, es de nuestro pueblo”.
Sidi Ahmed Lemjiyed es Presidente de CSPRON, Comité de Apoyo al Plan de Paz y Protección de los Recursos Naturales en el Sahara Occidental. Mohamed Jaaim, Secretario General de CSPRON, contesta a nuestras preguntas afirmando: “denuncio elpillaje sistemático de los recursos naturales del Sahara Occidental por Marruecos y sus cómplices, en particular el fosfato, elemento indispensable en la agricultura mundial. Sidi Ahmed ha sido condenado a cadena perpetua porque ha tomado posición política y no por actos que nunca se han demostrado. Hemos creado CSPRON en 2005 y desde esa fecha e incluso antes, afirmo que la ocupación de nuestro país tiene por objetivo el pillaje de nuestros recursos naturales, y que es totalmente ilegal ya que no estamos de acuerdo. Por eso Sidi Ahmed ha recibido una condena tan grave. El nudo del problema está ahí, la voluntad de apropiarse de nuestros recursos y nuestro rechazo categórico. Nuestras pancartas saludan también al gobierno de Sudáfrica que ha detenido una carga de fosfato saharaui que representa unos 6 millones de dólares, y va a someter a juicio el tema de la propiedad de ese fosfato. El barco iba hacia Nueva Zelanda para la cooperativaBallance Agri-Nurients. Otro barco de carga similar iba para Canadá para la compañía Agrium. Sólo la carga de estos dos barcos vale probablemente 12 millones de dólares. Podemos comparar esta cifra con el Programa alimentario mundial que da el equivalente a 7,9 millones de dólares para los campos de refugiados donde sobreviven nuestras familias. Sin embargo, nosotros, el pueblo saharaui, no somos mendigos y podríamos vivir en paz sin pedir ayuda a nadie si fuéramos libres en nuestra tierra.
Jaaim es unantiguo empleado de PhosBoucraa. Fue enviado a Marruecos en2006 a causa de sus actividades sindicales. Según el Observatorio internacional de los recursos del Sahara Occidental, WSRW, el fosfato extraído de la mina saharaui de Boucraa por la compañía estatal marroquí representa 200 millones de dólares para el año 2016. La ONU, desde 2002, ha dicho claramente que los fosfatos y cualquier otro recurso del Sahara Occidental renovable o no, no son utilizables más que a condición de la consulta y aceptación del pueblo saharaui.Y en diciembre último, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentenció que se trata de dos territorios distintos (Marruecos y el Sahara Occidental) y que es precisa la consulta de los saharauis.
ÉquipeMédia ةEl Aaiún, Sahara Occidental ocupado