Páginas vistas en total

Escándalo sexual a bordo de un buque de guerra americano en plena lucha contra el ISIS


Seis oficiales han sido expedientados y un séptimo ha sido desembarcado del crucero USS Hué City, desplegado en el Golfo Pérsico.

Siete suboficiales del crucero de misiles guiados USS Hué City se han visto involucrados en un escándalo sexual. El buque de la marina norteamericana está desplegado en Medio Oriente en su primera misión internacional desde que en 2014 sufriera un incendio que causó daños por valor de 23 millones de dólares.

En plena misión en el Golfo Pérsico, como parte de la escolta que compone el grupo de ataque encabezado por el portaaviones de propulsión nuclear USS George H. W. Bush, el Capitán al mando Daniel Gillen anunció, en un comunicado emitido por el Naval Surface Force Atlantic, el inicio de acciones disciplinarias contra siete de los principales oficiales del busque: "He llevado a cabo los procedimientos de castigo no judicial entre el 21 al 23 de abril" sobre siete de los principales oficiales del buque”.

Los hechos

Dos oficiales han sido declarados culpables de confraternización y adulterio por el Capitán del USS Hué City tras una investigación que reveló cómo ambos habían estado involucrados en distintos “asuntos adúlteros” con el mismo marinero. No ha trascendido ni el rango concreto ni el género de los tres implicados.
Cuatro oficiales más han sido castigados por tener conocimiento del triángulo amoroso en marcha, mientras el buque combatía a Daesh durante su misión omitiendo su deber de informar.
La ocultación del ménage à trois supone una violación del Artículo 92 del Código de Justicia Militar según afirma la publicación Barras y Estrellas. El código militar obliga a los marineros a informar de todo delito de confraternización, hecho que ha llevado a casi un cuarto de los ‘jefes’ a bordo del crucero a compadecer ante el Capitán del navío y enfrentarse a los cargos previstos por la marina.
Por si este escándalo fuera poco, otro oficial del buque fue citado ante el Capitán resultando culpable por su estado de embriaguez y conducta irrespetuosa hacia un oficial durante una escala portuaria.

El buzón de sugerencias hizo saltar la alarma

La denuncia de los hechos llegó a través del buzón de sugerencias a disposición de la tripulación del buque, que se llenó de comentarios en referencia al cruce de relaciones entre los implicados.
El suboficial implicado en el ‘triángulo amoroso’ ha sido desembarcado del USS Hué City, mientras que los dos jefes superiores están pendientes de recibir las adecuadas sanciones disciplinarias, según ha informado Myers Vasquez, portavoz de la Fuerza Naval de Superficie Atlántico. Los siete oficiales implicados fueron castigados por un periodo de tres días durante el mes de abril.
El portavoz de la fuerza naval, en declaraciones recogidas por el portal Navy Times, ha dejado claro el rigor que la marina norteamericana demanda durante el despliegue de sus buques: "Trabajamos en un ambiente altamente exigente y necesitamos lo mejor de nuestra gente día tras día”.
Vasquez ha dejado claro que "ya sean aquellos que participen activamente en mala conducta o den pie a ella ociosamente y no informen o corrijan estos actos resultan en degradaciones de nuestro equipo, de la Marina y de la confianza que se necesita para tener éxito y esto no será tolerado”.

'The Love Boat' más que un buque de guerra

El Capitán retirado Rick Hoffman, quien comandó el USS Hué City, ha criticado duramente el ‘affaire’, advirtiendo que situaciones como estas generan celos y rupturas que disturban el objetivo de la misión que la tripulación debe llevar a cabo.
El antiguo capitán del navío ha sentenciado: “Yo no puedo ir a la guerra con una situación de instituto a mis espaldas”. Las distracciones sexuales pueden salir caras en medio de un guerra, como indica Hoffman “Si tienes sexo con un compañero de barco eso socava mi preparación para el combate, puesto que tendré que lidiar con las personas involucradas”.
Actualmente el crucero de misiles guiados desplegado en el Golfo cuenta con una tripulación de unos 300 marineros alistados, de los que aproximadamente 25 poseen responsabilidad y tareas de mando.