Páginas vistas en total

DEFENDAMOS A CARABOBO


Por: Luis Vivas* 
            El estado Carabobo fue una referencia agrícola y pecuaria. Sus tierras fértiles, agua dulce abundante, clima cálido y templado y su gente laboriosa, hicieron posible que nuestro estado ocupara puestos relevantes en la producción de rubros básicos en la dieta diaria de los carabobeños y del país. Con la instalación de empresas procesadores de alimentos concentrados y balanceados para animales, se desarrolló la avicultura, la ganadería bovina, ovina y porcina; de igual manera, la tierra carabobeña fue propicia para la reproducción, cria y preparación de caballos pura sangre.
Se establecieron harás en diferentes zonas del estado de donde salieron ejemplares a competir en hipódromos nacionales e internacionales. Carabobo fue el estado industrial de Venezuela. Muchas de sus empresas elaboraban alimentos para el consumo humano. Había seguridad jurídica que era una atracción a la inversión nacional y extranjera. En el campo había buenos niveles de seguridad; una cerca de cinco (5) hilos de alambre de púas era suficiente para que los ganaderos desarrollaran la ganadería a sabana abierta sin angustia, incertidumbre o peligro de ser víctima de abigeato. Los agricultores durante la época de siembra dejaban los implementos (rastras, big-rome, tráiler y sembradores) durante la noche en el campo sin temor a que sus equipos fueran hurtados.
            En 1999, el gobierno inicio un programa de destrucción nacional, expropió cuatro millones de hectáreas de las cuales solo el dos 2% fueron cultivadas y el 98% están ociosas, durante los últimos 18 años han estimulado la agricultura de puerto beneficiando de esta manera la economía de otros países y perjudicando la producción agrícola nacional. La desidia del gobierno nacional ( y del regional también)  en materia de desarrollo agrícola y pecuario ha provocado el desabastecimiento de alimentos, la inflación y el alto costo de la vida nunca antes  conocido en la historia republicana y Carabobo no escapa de esa  realidad. En este escenario, el movimiento político Alternativa 1 pone a disposición de los carabobeños un espacio para analizar y presentar propuestas viables que permitan colocar a Carabobo, de nuevo, en el mapa del desarrollo agrícola y pecuario que por justicia le corresponde. Es esa nuestra contribución para defender a Carabobo.
*Experto en desarrollo agropecuario y dirigente de Alternativa 1