Páginas vistas en total

Crisis venezolana divide por primera vez los votos de IU y Podemos

El día en el que se cumple el primer aniversario del “pacto de los botellines”, el acuerdo por el que Podemos e Izquierda Unida concurrieron juntos a las elecciones generales, las formaciones de Pablo Iglesias y Alberto Garzón van a dividir por primera vez en esta legislatura su voto en el Congreso de los Diputados. Y, además, lo hacen por un tema tan polémico y recurrente para ambos como es Venezuela.

El origen está en una proposición no de ley presentada por el PP en la que se insta al Gobierno a defender una posición firme respecto a la “crisis institucional” en Venezuela. Entre otras cosas, la iniciativa exige al régimen de Nicolás Maduro la liberación de “todos los presos políticos”, que se garantice el “respeto” de “los principios democráticos” y la “separación de poderes y el Estado de Derecho” y que se celebren las elecciones “previstas por el ordenamiento jurídico y constitucional”.
El debate parlamentario se ha celebrado hoy, pero en la votación que tendrá lugar el jueves no habrá un voto unánime en Unidos Podemos. El partido de Pablo Iglesias ha anunciado su abstención, mientras que Izquierda Unida se posicionará en contra de la iniciativa.
La foto de la división respecto a Venezuela ya se ha visto en otros ámbitos, como el Ayuntamiento de Madrid, donde también una moción del PP propició que los concejales provenientes de IU y de Ganemos se desmarcaran de Podemos y de la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, votando en contra y elevando la tensión en el Consistorio.
La proposición no de ley del PP en el Congreso ha provocado una vez más que Podemos tenga que debatir de un tema que le resulta particularmente incómodo. Y es que el partido de Pablo Iglesias evita posicionarse, prefiriendo llamar a las partes a dialogar y alcanzar un acuerdo que evite el actual choque de trenes. Hace poco más de un mes, Podemos bloqueó que el Congreso emitiese una declaración institucional que pedía liberar a los “presos políticos”.
PP pide a Iglesias “soltar la mano que les dio de comer”
Durante el debate parlamentario, el ‘popular’ Fernando Martínez-Maíllo ha pedido expresamente a Podemos “que rompa los anclajes” con Venezuela y que “suelte la mano que les dio de comer”. “En vez de ser coherentes con Maduro”, ha exigido a Pablo Iglesias, “que lo sea con los derechos fundamentales” de los venezolanos.
El diputado del PP se ha referido a las denuncias sobre el “uso de las instituciones con fines delictivos” para proteger a los corruptos reprochándole a Podemos que eso sucede en Venezuela y no en España. Así, tras repasar algunos de los acontecimientos vividos en el país latinoamericano que han dado lugar, a su juicio, a un “autogolpe” del chavismo, Maíllo ha dicho: “Señores de Podemos, ésta sí que es una justicia al servicio del poder político y no en otras partes”.
Podemos reprocha usar a Maduro para tapar la corrupción
Por su parte, Pablo Bustinduy ha defendido la abstención de Podemos recriminando al PP la utilización “irresponsable” de la situación en Venezuela para “deslegitimizar a su oposición política”. “Una y otra vez repiten la misma jugada como los malos futbolistas que sólo tienen un regate”, ha remarcado. Así, ha pedido al Gobierno esforzarse por ayudar a que tenga éxito el papel de los mediadores y el diálogo entre las partes.
El portavoz de Exteriores de Podemos ha reprochado al PP que “en medio de la ciénaga de corrupción” que vive el partido su primera iniciativa parlamentaria haya sido poner la “máquina de humo” con Venezuela en lugar de haber ido a la Cámara a dar explicaciones o a rendir cuentas por los casos de corrupción. De hecho, ha narrado cronológicamente cómo a cada hito del ‘caso Lezo’, como la detención de Ignacio González o la dimisión de Esperanza Aguirre, ha seguido unas horas después un ‘tuit’ del PP denunciando la situación del país latinoamericano. “Me pregunto si Rajoy pondrá un tuit sobre Venezuela después de salir de declarar en el juzgado”, ha ironizado.
Bustinduy ha continuado a la ofensiva y ha censurado expresamente al PP por haber “utilizado la policía política” para “fabricar informes falsos” contra Podemos y acusarles de financiación ilegal.
El portavoz de Podemos ha concluido recordando al PP que ya les pidió no utilizar la situación de Venezuela contra Podemos, ahora ha dicho que espera “que en su irresponsabilidad y hundimiento hagan el menor daño al país”.
Argumentos del “no” de IU
Respecto a su postura en contra de la iniciativa del PP, Izquierda Unida ha acusado a los populares de actuar de “manera irresponsable” con Venezuela y de contribuir a “poner más gasolina al fuego”. Las fuentes consultadas han recriminado la presentación de una posición “de parte”, por alinearse con la oposición, y que sólo sirve para “recrudecer el conflicto”.
Para IU la decisión de Maduro de convocar a la asamblea constituyente está legitimada por la Constitución. Por eso, se ha reclamado un debate “informado, valiente y con matices”, que “ayude y no inflame” el diálogo entre el chavismo y la oposición.
“Entendemos que frente a la moción de censura y los casos de corrupción que acorralan a este Gobierno, la táctica política nacional no puede hacerse a cualquier precio”, han reprochado estas fuentes.