Páginas vistas en total

Reconocer a los trabajadores invisibles


Trabajo informal es en gran parte invisible pero vital para la economía mundial

Regulación y apoyo ayudará a los trabajadores a salir de la pobreza

Objetivo: ayudar a las personas dondequiera que se encuentren




        Una tarde, hace un par de años, tomaba té con el gerente de una de las plantas de incineración de Delhi en su oficina. La planta estaba en construcción cerca de un vertedero, y yo estaba allí con mi colega Ranjit Devraj para tomar algunas fotografías que utilizaríamos en nuestra historia sobre el sistema de gestión de residuos en esta ciudad india.

Cuando nos fuimos del edificio ya no había luz, de modo que las imágenes tuvieron que esperar hasta el otro día. Recordé esta reunión la semana pasada como si fuera ayer, al escuchar las discusiones sobre el sector privado informal en una conferencia internacional sobre el tema celebrada en Londres, Reino Unido, y organizada por el Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo (IIED).(...)


El gerente de Delhi, un ex militar, era muy atento y versado sobre la sostenibilidad del medio ambiente. Explicó cómo la compañía había aprendido de los fracasos de incineración de la ciudad y estaba asegurando que la tecnología de la planta fuera apropiada para el trabajo. Los tres intercambiamos una conversación jovial alrededor de un enorme escritorio.

Pero había otra persona en la oficina que intervino poco en la conversación. Era uno de los líderes de la asociación de 'recolectores' que vive y trabaja cerca. Se unió a nosotros para visitar la planta ese día –porque la historia del sistema de gestión de residuos de Delhi no se puede contar sin tener en cuenta a los recicladores.

Cuando a los tres nos llevaron a la oficina del gerente para conversar, él tomó un asiento bastante detrás de nosotros. Nadie parpadeó.

Su lugar en este espacio, se me ocurrió la semana pasada, es una especie de metáfora para el lugar de los trabajadores informales –aquellos que no son regulados o protegidos por el Estado- en la planificación y el discurso del desarrollo. Pero esto no se trata solo de marginación. Hay mucho qué decir sobre el trabajo informal y su importancia para el desarrollo.

Impacto económico global

El primer mensaje impactante que llegó a través de la reunión de la semana pasada fue lo mucho que el mundo depende del trabajo informal. Escuchamos que en países como la República Democrática del Congo, la ‘producción invisible’ debido a la tala ilegal significa que a los datos formales les puede faltar hasta el 90 por ciento de la economía forestal; que en América Latina, cada puesto adicional de trabajo creado fue informal, incluso en años de crecimiento; y que un estudio de seguimiento de los vendedores ambulantes en diez ciudades de todo el mundo encontró que el trabajo informal constituye alrededor del 80 por ciento de los ingresos familiares [1].
“Y lo primero que me llamó la atención fue una distinción hecha por los participantes entre lo que es y lo que debería ser: que el objetivo no debería ser decidir lo que ‘nosotros’ queremos que el sector sea, sino ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas dondequiera que se encuentren a lo largo del continuo de la formalidad a la informalidad”

Anita Makri 
Así que pocos se habrían sorprendido de que la oradora principal Marty Chen, cofundadora de WIEGO (Mujeres en Empleo Informal: Globalizando y Organizando) en los Estados Unidos, llamara a los trabajadores informales la amplia base de la economía. Chen tomó a los recicladores como un ejemplo para demostrar su contribución al ‘crecimiento verde’. Si bien no hay datos suficientes para saber si otros grupos de trabajadores informales contribuyen a ese desarrollo económico ambientalmente sostenible, sabemos que la huella de carbono de los recicladores es menor que la de los servicios formales de recolección de residuos.

Cuando Peter Poschen de la Organización Internacional de Trabajo de la ONU tomó la palabra, dijo que la agricultura es un ejemplo mucho más convincente del trabajo informal: mil millones de personas dependen de la agricultura para su ingreso y uno de cada tres trabaja en el sector.

También escuchamos sobre el papel central de la agricultura en la Amazonía peruana: el 80 por ciento de la deforestación allí ocurre en parcelas más pequeñas que una hectárea, según Alejandro Guarín, del Instituto Alemán de Desarrollo. Y en estos “pequeños focos de deforestación”, los pequeños productores dan valor a través de servicios de los ecosistemas y al alimentar las comunidades cercanas. De modo polémico, sugirió que, aunque sus ingresos pueden ser relativamente bajos, pueden de hecho ser actores clave en el crecimiento verde.

Invisibilidad legal

Pero también se habló mucho acerca de la invisibilidad de estos actores clave en las conversaciones globales sobre el desarrollo y el crecimiento económico. Emily Benson, de la Coalición de la Economía Verde, señaló que, a pesar de que la informalidad ocupa un lugar destacado en los principales informes y algunos de los planes nacionales de desarrollo, la mayoría son referencias básicas y fracasan cuando se discute la forma de trabajar con el sector.

Sin embargo, un problema más grande es la invisibilidad en las políticas y leyes, y la tensa realidad del día a día de las personas en diferentes tipos de trabajo informal. Los recicladores son acosados, los vendedores ambulantes desalojados, los agricultores comercian en mercados sin baños ni agua limpia. Hay pocas posibilidades de protección social tales como seguro de salud o pensiones.

Como era de esperar, las mujeres están en peores condiciones. Sally Roever, de WIEGO, presentó un desglose por sexo de la pirámide de la economía informal, donde los pagos aumentan y los riesgos disminuyen a medida que se asciende. Los hombres tienden a estar en la parte superior (más frecuentemente como empleadores) y las mujeres en la parte inferior (más a menudo como trabajadoras familiares).

Y mientras que las grandes empresas podrían contratar trabajadores de manera informal, también atacan la ‘competencia desleal’ de estos trabajadores.

Un lugar en la mesa

Así que ¿la solución para formalizar estas actividades sería mediante su integración en el sector formal, o dejarlas como están? Hubo una mezcla de opiniones sobre qué hacer e ideas sobre cómo hacerlo. Y lo primero que me llamó la atención fue una distinción hecha por los participantes entre lo que es y lo que debería ser: que el objetivo no debería ser decidir lo que ‘nosotros’ queremos que el sector sea, sino ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas dondequiera que se encuentren a lo largo del continuo entre la formalidad y la informalidad.

Muchos argumentaron que los gobiernos deberían regular y gestionar el trabajo informal de manera no caótica o punitiva. Los trabajadores informales quieren un equilibrio entre regulación y apoyo tales como pensiones y otras protecciones sociales, dijo Chen de WIEGO. Su capacidad para utilizar su trabajo para salir de la pobreza depende de esto –por ello es importante la integración en materia de planificación económica.

¿Cómo sería esa integración? Los recicladores en Bogotá, Colombia, pasaron por un proceso de 25 años que involucró batallas legales en contra de la privatización que estaba teniendo lugar en el sector antes de finalmente obtener el reconocimiento en 2013 –una historia que concuerda con las experiencias de los recicladores en Delhi. Depende de los funcionarios el tener una visión global sobre cómo el trabajo informal está entrelazado en los sectores formales.

Otro caso de éxito volvió a la conversación: Brasil formalizó 5.5 millones de negocios empresariales en los últimos cinco años a través de un paquete de apoyo que incluye el acceso al desarrollo empresarial y protecciones sociales. La idea aquí es crear un entorno propicio que se adapte a cada sector –estos paquetes serán muy diferentes para los agricultores de lo que serán para los vendedores ambulantes.

En sus observaciones finales, Steve Bass del IIED mencionó la gran oportunidad para la inclusión en el escenario global: los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Y Chen lo puso de manera sencilla: el mundo tiene la opción de permanecer como una isla de prosperidad rodeada por la desesperación, o integrar al sector informal en la planificación del desarrollo.

Pensando en los recolectores que conocí y mi experiencia en esa oficina en Delhi, la realidad de esta elección es clara.

Anita Makri es editora de opiniones y especiales en SciDev.Net. @anita_makri

La versión original de este editorial se publicó en la edición global de Scidev.Net
- See more at: http://www.scidev.net/america-latina/derechos-humanos/editoriales/reconocer-a-los-trabajadores-invisibles.html#sthash.vZPQHa3J.dpuf