Páginas vistas en total

Científicos simulan un vuelo espacial en una base antártica aislada

Cuatro meses de oscuridad

Estación Halley
Foto: BRITISH ANTARCTICA SURVEY
 (EUROPA PRESS) -
   Un grupo de científicos está probando el uso de un simulador de vuelo espacial diseñado especialmente para el invierno austral en la Base Halley del Reino Unido en la Antártida.
   La prueba forma parte de la nueva campaña de experimentos de ciencias biológicas para estudiar cómo se adaptan las personas a la vida en lugares remotos y aislados en preparación para los vuelos espaciales prolongado. Ha sido diseñado por el British Antactic Survey en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA).
   El experimento tiene como objetivo investigar cómo se mantienen habilidades aprendidas previamente en el período de nueve meses de invierno en que esta base queda completamente aislada, y en la oscuridad durante cuatro meses.
   Miembros de la tripulación están siendo entrenados en el simulador (similar al utilizado para el entrenamiento de astronautas en el Centro Europeo de Astronautas en Colonia, Alemania) para realizar un acoplamiento de la nave espacial Soyuz a la Estación Espacial Internacional.(...)


   La estación de Investigación Halley es el hogar de entre 13 a 52 científicos y personal de apoyo (dependiendo de la época del año). Está a punto de llegar el crudo invierno antártico y experimentará temperaturas tan bajas como -50 grados Celsius.
   La médico de la estación, Nathalie Pattyn dice: "Vivir en Halley es en muchos aspectos similar a vivir en el espacio donde la tripulación pasa a vivir sin luz solar y en comunidades muy pequeñas".
   Junto a pruebas físicas continuas de cómo el cuerpo y, en especial, los ojos se adaptan a un largo periodo de oscurridad, se realizará un vídeo diario a los miembros de la tripulación. Esto será analizado a través de un algoritmo a través de parámetros como la elección de paso o palabra, que proporcionará una nueva ventana para la supervisión objetiva del estado psicológico, y por lo tanto las adaptaciones a las tensiones de los vuelos espaciales prolongados.