Páginas vistas en total

JUNTO A BARRY CLIFFORD



Haití estudiará el posible hallazgo de la carabela 
Santa María de Colón




PUERTO PRÍNCIPE (Reuters/EP) -
   El gobierno haitiano planea crear una comisión de alto nivel para supervisar el posible descubrimiento en el norte del país de los restos de la carabela Santa María de Cristóbal Colón, dijo el primer ministro Laurent Lamothe.

   El anuncio, hecho en Twitter, ocurre mientras responsables haitianos se reunían en la capital Puerto Príncipe con el explorador estadounidense Barry Clifford, líder de un equipo que hace dos semanas dijo haber descubierto los restos de la Santa María.(...)


   Lamothe ha explicado que la comisión estaría compuesta por expertos del brazo cultural de Naciones Unidas, la UNESCO, los ministerios de Cultura y Turismo, especialistas del Museo del Panteón Nacional Haitiano (MUPANAH), así como Clifford.
   "Confío en que una excavación completa del naufragio producirá la primera evidencia arqueológica marina detallada de la historia del descubrimiento de América de Colón", dijo Clifford en una rueda de prensa hace dos semanas.
   La embarcación naufragada fue descubierta a unos 3 o 4,5 metros de un arrecife, y coincide con la longitud de la quilla de la Santa María, que medía 35 metros, según el equipo de exploración.
   Las autoridades haitianas siguen mostrándose escépticas, y dicen que es improbable que se conserven restos de la embarcación de madera después de más de 500 años.
   La Santa María era una de las tres embarcaciones que partió de España en 1492 en busca de una ruta más corta hacia Asia. La carabela, después de llegar a las Bahamas, fue a la deriva hasta un arrecife el día de Navidad y tuvo que ser abandonada.
   El MUPANAH, ubicado en el centro de Puerto Príncipe, ha exhibido durante muchos años como su principal atracción lo que se piensa que es una de las anclas de la Santa María, recuperada hace más de 300 años en buenas condiciones.
   Clifford espera el respaldo oficial para sus trabajos de recuperación a pocas distancia de la costa, incluida la protección contra los saqueos en la zona de excavación, argumentando que podría suponer un impulso para la industria turística de Haití.
   Clifford ha dicho que le gustaría que el barco se quedara en Haití como parte de una exposición permanente para ayudar al turismo en el país.