Páginas vistas en total

Ismael Rivera, El Sonero Mayor


Maelo, nació en Santurce, Puerto Rico el 5 de octubre de 1931. Al divorcio de sus padres, y la muerte de su hermano mayor, Maelo era el hombre de la casa. Fue limpiabotas y albañil aunque desde muy temprano se enroló en distintos grupos musicales.
Doña Margot, su madre, era cantante de Bomba y Plena, Géneros fundamentales en el folklore Puertoriqueño. Cuentan que Ismael participaba con su madre en las fiestas del barrio, aprendía y preguntaba, al tiempo que formaba su propia orquesta con latas de leche, ollas y peroles, que percutía con cuchillo y tenedor.
En esas andanzas de juventud y jolgorio, el destino inexorable cumple su cometido. Conoce a quien sería su orientador y compadre de toda la vida: Rafael Cortijo. Se inician ambos profesionalmente en la Orquesta Panamericana y por consejos de Bobby Capó y Miguelito Valdez, Rafael Cortijo decide formar su propia orquesta: Cortijo y su Combo, con su cantante estelar: Ismael Rivera.(...)

En 1954, Ismael Rivera lanza al mercado, simultáneamente, dos piezas, dos Plenas de antología: EL BOMBON DE ELENA, con Cortijo y su Combo, y EL CHARLATAN con La Orquesta Panamericana. Una Banda de 9 negritos, rompe los esquemas del momento, desarreglando los arreglos, tocando de pie e incorporando la coreografía a sus presentaciones. De inmediato el público se sintió identificado con sus músicos, que caracterizaban la verdadera idiosincrasia caribeña. 
Éxitos, giras nacionales e internacionales, más de 14 discos grabados, un programa diario en la televisión de Puerto Rico durante 5 años, y hasta filmación de películas para productores extranjeros llevaron a éstos compadres de la vida al cenit del éxito … Bomba y Plena, tabaco y ron. Pero estos dos muchachos inexpertos e inmaduros no pudieron con la fama y en 1962 son detenidos en Puerto Rico por tenencia y consumo de sustancia psicoactivas lo que les costó el ser sometidos al escarnio público y condenados a 4 años de prisión. Tras 43 meses de reclusión, recobran la libertad. Completamente aislados, las disqueras no los graban, los empresarios no los contratan, los bailes no convocan. El duo se disuelve.
Ante ésta realidad, Ismael busca la referencia musical del son montuno, y otros ritmos del caribe, sin olvidar la bomba y la plena. Se rodea de nuevos músicos y como el ave Fénix, lanza su nueva orquesta: LOS CACHIMBOS. En esta nueva etapa, la temática va más dirigida a lo social, a la nacionalidad puertorriqueña.
Ismael cae enfermo pero se reconcilia con la vida por un encuentro con El Nazareno, el Cristo Negro de Portobelo de Panamá. En sus últimos años un cáncer de garganta le hizo perder la voz; falleció como consecuencia de un infarto el 13 de mayo de 1987 el Sonero Mayor, ese que logró armonizar perfectamente su manera de pensar, de sentir y de actuar.
La comunión entre Ismael y su gente fue más que perfecta, lo que puede explicar, como aún hoy,  Maelo se pasea señorial por todo el caribe, a ritmo de bomba y plena, son montuno y guaguancó, con mucha alegría, en ocasiones también,  tristeza y rabia.