Páginas vistas en total

5 cócteles ecológicos sin alcohol



Una nueva manera de probar la fruta especialmente para los niños o para los que les cuesta tomar algo “verde”. Deliciosos e ideales para el calor, refrescan y nutren, aportan pocas calorías, pero muchas vitaminas y minerales necesarios para las primeras exposiciones al sol. Procura siempre que sean de producción ecológica, así solo te tendrás que preocupar de beber hasta la última gota, no de quitar los pesticidas o herbicidas que vienen encima ¡Agita bien la coctelera y bébete el verano bien frío!
LIMA + MANZANA + FRESA
El zumo de una lima entera ecológica, dos manzanas verdes licuadas ecológicas ( si las cambias por otras, rojas, le da un sabor más dulce)  y 20 g de jengibre, endúlzalo  a gusto con sirope de ágave ecológico. Sírvelo frío con hielo picado y adornado con unas rodajas de manzana con piel  en el borde del vaso o copa.(...)

PIÑA + PLÁTANO + FRESA
4 rodajas de piña ecológica licuadas, un plátano de Canarias mediano ecológico y 200 g de fresas maduras ecológicas. Sírvelo frío adornado con unas hojas de albahaca.

MELOCOTÓN + PERA + NARANJA + LIMÓN
Licuar un melocotón maduro ecológico, una pera madura ecológica y mezclarlo con el zumo de una naranja grande y medio limón ecológico. Moler pimienta al gusto. Sírvelo frío, puedes adornarlo con la corteza de la naranja o el limón.
SANDÍA + NARANJA + LIMA
400 g de sandía ecológica batida con el zumo de una naranja ecológica grande, y el zumo de media lima. Sírvelo muy frío con unas hojas de hierbabuena.

MELÓN + PIÑA + LIMA
400 g de melón con 200 g de piña licuados a los que se le añade el zumo de media lima. Sírvelo frío adornado con un trozo de piña.
KIWI + FRESA + PLÁTANO
Batir dos kiwis ecológicos grandes, 200 g de fresas ecológicas maduras y 1/2 plátano pequeño ecológico. Sírvelo frío con una pizca de jengibre rallado al gusto. Adórnalo con unas hojas de menta.
TRUCO DECORATIVO
Si además quieres darles un estilo festivo prueba a poner el borde con azúcar ecológico (escarchar): se pone el vaso boca abajo para mojarlo con agua en un plato y después se hace lo mismo con el azúcar, si quieres darle otro color, hecha otra bebida en vez de el agua con el tono que quieras que aparezca en el azúcar.