Páginas vistas en total

Conozca los montos de los salarios mínimos de la región





America Economia / La Paz . El incremento del salario mínimo nacional (SMN) entre los años 2005 y 2014 en Bolivia pasó de US$54,4 a US$207, equivalente a un incremento de 280%, pero sigue siendo uno de los más bajos de la región sudamericana, según cálculos basados en los datos estadísticos del Ministerio de Economía.

El economista Luis Ballivián explicó que esta situación sería "sustancial" si la moneda estadounidense aún fuera la guía vital de la economía boliviana como sucedía en el pasado cuando se imponía la "dolarización" que incluso era el indicador de la inflación, pues subía el dólar y los productos también se multiplicaban al ritmo de la cotización de esta moneda.

"Estos datos nos muestran que en 2005 el salario mínimo en dólares llegaba a US$54 cuando incluso el dólar cotizaba a 8,08 bolivianos, es decir 1,1 punto más que en la actualidad, sin embargo, ahora el salario llega a US$207, por tanto un crecimiento de US$153 en el salario mínimo", afirmó.

Según Ballivián, en las anteriores gestiones 2000 y 2005 los incrementos salariales al mínimo han sido muy leves, incluso en tres gestiones (2003-2005) se mantuvo congelado en US$54,4 el salario mínimo.

De acuerdo con el gobierno, el incremento salarial del 2014 del 20% al mínimo y el 10% al haber básico es histórico porque no se había dado este considerable incremento.(...)


El ministro de Economía, Luis Arce Catacora, justificó que gracias al crecimiento económico de Bolivia en 2013 el incremento del SMN en la presente gestión se elevará un 20% y el haber básico para Educación y Salud un 10%.

 



Region . Para el economista, pese a los incrementos de más de cerca de 300% en los últimos nueve años, el salario mínimo nacional de Bolivia se encuentra ubicado en el último lugar de la región con US$207, pese al incremento del 20% para 2014, respecto al de Argentina que llega en esta gestión a 607 dólares, según un informe de la clasificación regional.

En tanto, el promedio del mínimo de la región sudamericana está por los US$330, que en bolivianos equivaldría a 2.297, es decir casi el 60% más de lo que actualmente se acordó en Bolivia de 1.440 bolivianos.

En Argentina equivaldría a US$607, quedando como el salario mínimo más alto de Sudamérica.

Chile se ubica segundo, le fue ganando el puesto a Venezuela, teniendo un piso salarial de US$411 (207.000 CLP). En agosto del año pasado el entonces presidente Sebastián Piñera decidió promulgar la ley que reajusta en un (8,8%) el salario mínimo, pasando de 193.000 a 210.000 pesos.

Uruguay registraba a julio de 2013 un ingreso mensual mínimo de US$405 (7.920 pesos uruguayos), que se ubica en el tercero lugar gracias a que el presidente José Mujica aplicó una recomposición salarial del 62,5 por ciento en estos últimos tres años.



 

Venezuela hasta el año pasado estaba en el cuarto lugar de la clasificación y fue el país que sufrió la caída del sueldo mínimo más fuerte del continente, tras la devaluación del 31,7% en febrero de 2013. En 2012 las remuneraciones mínimas eran de US$390.

Con el lanzamiento del SICAD II en marzo de 2014 convalidó un cierre de dólar que es 8,2 veces más alto que el tipo de cambio oficial, lo que determinaría un cambio en el equivalente al salario mínimo de un venezolano.

Paraguay en el quinto lugar tiene un salario mínimo de US$395 (1.658.232 guaraníes). Los trabajadores colombianos se ubican en el sexto lugar al tener un salario mínimo de US$372 mensuales.

Brasil está en el séptimo lugar con un salario mínimo de US$339 es decir de 678 reales. Ecuador en el puesto ocho con 318 dólares.

Perú como el noveno país en salario mínimo, a partir del 1 de junio de 2012 rige el piso de US$291 unos 750 soles. Bolivia está en la zaga con US$207 con el último incremento de este año.

El aumento salarial establecido por los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) y el gobierno beneficiará al menos al 21% de la Población Económicamente Activa (PAE) del país, porque el 70% de la población se encuentra en el sector informal y no se beneficia, además que el 9% está en otro rango, según la Fundación Jubileo.

El director ejecutivo de la Fundación Jubileo, Juan Carlos Núñez, justificó este 21% porque ese es el porcentaje de la Población Económicamente Activa que tiene hoy un empleo de calidad, un empleo en el que tiene seguridad social, tiene su aporte a las Administradoras de Fondos de Pensiones, todo esto enmarcado en lo que vendría a ser la economía formal.

Además dijo que los que no recibirán nada de incrementos es el 70% de la población que está dentro de la economía informal.

Según datos extraídos de la página del Instituto Nacional de Estadística (INE) al 2010, la PAE alcanzó a 4 millones 186.365 y el cálculo realizado por la Fundación Jubileo significaría que unas 837.273 personas se beneficiarían del aumento salarial.

Mencionó que estas medidas salariales no llegan a los trabajadores del sector informal, donde sus fuentes laborales son precarias y expresó que las opiniones señaladas por los empresarios y microempresarios de rechazo al aumento salarial no afecta a este grupo social.



Con Información de America Economia