Páginas vistas en total

La guerra ya le costó US$ 80.000 millones a Siria


El enviado de la ONU para investigar el conflicto entre rebeldes y fuerzas de Al Assad, que golpea al país desde marzo de 2011, pidió premura a la comunidad mundial para “frenar la carnicería”


La comisión independiente de la ONU para investigar violaciones de derechos humanos en Siria advirtió que el costo del conflicto bélico ya asciende a entre 60.000 y 80.000 millones de dólares.

“El coste estimado del conflicto para la economía siria es de entre 60.000 y 80.000 millones de dólares, un tercio del PIB (Producto Interno Bruto) antes de la guerra”, afirmó el presidente de la comisión, el jurista brasileño Paulo Sergio Pinheiro, ante la Asamblea General de la ONU.(...)

Pinheiro denunció, este martes, que “Siria está en caída libre” y lamentó que las partes sigan creyendo que es posible una victoria militar. Pidió a la comunidad internacional que actúen “ya” y de forma “decisiva” para frenar la “carnicería”.

Recordó que los civiles son las verdaderas víctimas de esta guerra en la que, según advirtió, los crímenes que “revuelven la conciencia” se han convertido en una “espantosa realidad cotidiana”.

El jurista brasileño aseguró ante el pleno de la Asamblea General que, al margen de los millones de refugiados en los países vecinos, ya hay unos 4,5 millones de desplazados internos, mientras que más de 2,5 millones de sirios están sin empleo.

En tanto, denunció que los grupos extremistas son “una minoría” pero juegan un “papel activo” en las hostilidades. Según su experiencia, los “actores regionales armados” se han involucrado en el conflicto debido a la “permeabilidad” de las fronteras.

Al margen de los bombardeos y ataques indiscriminados, Pinheiro denunció que uno de los aspectos más “insidiosos” del conflicto en Siria es la desaparición de “miles de personas”, muchas de las cuales también sufren “torturas” de manera sistemática durante su cautiverio.
En conclusión, lamentó que la guerra civil entre las fuerzas de Bashar Al Assad y los rebeldes se haya convertido en “una crónica de oportunidades perdidas”. Y agregó: “No hay una solución militar y aquellos que están suministrando armas a las partes no están creando las bases para una victoria. Es algo peligroso e irresponsable y están permitiendo que la guerra siga sin fin”.

Según las últimas cifras de Naciones Unidas, han muerto ya más de 100.000 personas y casi siete millones necesitan ayuda humanitaria de emergencia desde el inicio de la guerra siria en marzo de 2011.

Fuente: Infobae