Páginas vistas en total

EDITORIAL: ¿Y los peces gordos?



El presidente Nicolás Maduro ha insistido, desde hace algún tiempo y con mucha frecuencia, en que es absolutamente necesario enfrentar, a fondo, el fenómeno de la corrupción, con lo cual, de alguna manera, está admitiendo que con su predecesor y mentor, el difunto presidente Chávez, gobernó un sector vinculado a ese tipo delictivo, y que el poder judicial en nuestro país no ha sido capaz de enfrentar eficientemente este asunto. El país entero, chavistas y opositores, tiene la sensación de que, en efecto, un importante grupo de funcionarios públicos está metido hasta los tuétanos en hechos ilícitos, de allí que Maduro, sabiamente creemos aquí, colocó en el tapete esta grave situación. Hasta ahora, el máximo funcionario del poder ejecutivo venezolano ha mostrado, como resultado de su predica contra la corrupción, algunos ``trofeos´´: el enjuiciamiento de un ex-gobernador del estado Guárico, caído en desgracia en el PSUV, la detención de algunos funcionarios del SENIAT, la destitución de la presidenta de INDEPABIS y una que otra acción más, lo que está bien; sin embargo, la gran mayoría del país se pregunta ¿Cuándo caerán los peces gordos?, esos que, según algunos rumores, viven a todo trapo en algunos países europeos, los que han hecho los grandes negocios, a los que acusó el Ministro Giordani y la ex-ministra Betancourt, ahora presidenta del BCV. Cuando caigan varios de estos peces gordos sabremos si de verdad el presidente está hablando en serio. Seguiremos esperando.