Páginas vistas en total

EL DINERO: La madre de todas las discusiones de pareja


El Confidencial
Cómo han atestiguado numerosos estudios, la comunicación es la base de toda relación amorosa, y los fallos en ésta son la base de la mayoría de las rupturas. Si no podemos expresarnos libremente, o nos da miedo decirle lo que pensamos a nuestra pareja, la relación tiene sus días contados.
Las discusiones sobre dinero son las principales causas de insatisfacción en una relación
Si una discusión se enquista, cualquier asunto insignificante puede acabar adquiriendo unas dimensiones gigantescas y convertir a una pareja feliz en un fracaso. En cualquier relación a largo plazo los conflictos son inevitables. La longevidad de un noviazgo, y la felicidad del mismo, depende en gran medida de la manera (...)
en que tratemos estos. Pero, ¿cuál es el tema de discusión más frecuente y dañino? Según un estudio, el dinero. 
Tal como aseguran las profesoras de finanzas Sonya L. Britt y Sandra J. Huston, por sorprendente que pueda parecer, las discusiones financieras causan más conflictos matrimoniales que la infidelidad, los niños, las tareas del hogar o los problemas sexuales. Su estudio, publicado en la revista Journal of Family and Economic Issues, recoge un análisis de las respuestas que casi 1.700 mujeres dieron sobre el tema en el Longitudinal Study of Youth, una enorme investigación que analizó la vida de éstas entre 1988 y 2006.
Las participantes fueron valorando la satisfacción de su matrimonio a lo largo del tiempo y el tipo de discusiones que tenían con sus parejas. Al finalizar el estudio, en 2006, 717 participantes seguían casadas y 966 se habían divorciado. Entre las mujeres que seguían casadas las discusiones sobre dinero eran las principales causas de insatisfacción en la relación, por encima del resto de factores. Por el contrario, las parejas que nunca discutieron sobre dinero mostraban una gran satisfacción a lo largo de toda la relación.
Las discusiones sobre finanzas parecen ser un importante motivo de divorcio, pero sólo aparecen como predictor de éste en las primeras fases de la relación. En las relaciones marchitas, con el tiempo, las conversaciones sobre el dinero desaparecen, pues cada parte está más preocupada por sus propias finanzas y no malgastan tiempo en discutir sobre el asunto con su pareja.
El matrimonio, ¿una relación financiera?
Las autoras del estudio, expertas en planificación financiera, ven las relaciones desde el punto de vista de la teoría de intercambio social, según la cual todas las relaciones humanas se basan en una estrategia de coste-beneficio, y son duraderas en la medida en que los beneficios compensan los costes. Según esta teoría, a grandes rasgos, si los miembros de la pareja creen que van a sacar más provecho para sí mismos manteniendo el noviazgo, tratarán de mantener los vínculos. Si no, tratarán de que se rompan.
Por muy fría que pueda parecer esta teoría, y aunque pueda ser criticada si la vemos como la única explicación de las relaciones personales, puede ser útil para entender ciertos problemas de la vida en pareja. Una relación amorosa no sólo descansa en las emociones. Los compañeros amorosos son también, casi siempre, compañeros de negocios. Y las decisiones financieras tienen un enorme peso en la salud de una relación. Desde el punto de vista económico, los factores que mantienen a un matrimonio unido tienen que ver con la inversión que realizamos en tiempo, esfuerzo y energía emocional, pero también en términos financieros. Dicen que el amor todo lo vence, pero en la mayoría de ocasiones, no es cierto.