Páginas vistas en total

23 abril, 2013

PROTAGONISTAS


PROTAGONISTAS

Las tres vidas de Bebo Valdés

Tres vidas vivió Dionisio Ramón Emilio Valdés Amaro (nacido en 1918 Quivicán) todas marcadas por la música y las teclas de un piano que ligaron su nombre para siempre a los años dorados de la música cubana y el jazz latino.

Su primera vida con la música fué a partir de los siete años; cantaba, tocaba maracas y empezaba con el piano. A los 18 años deja su pueblo y entra en el conservatorio. Comenzó su carrera en salas de fiestas en los años cuarenta. Entre 1948 y 1957, Bebo Valdés trabajó como pianista y arreglista de la orquesta de Armando Romeu en el Club Tropicana, para después formar su propia big band: Sabor de Cuba.

Tras la revolución, Bebo Valdés abandonó Cuba, se exilió en Estocolmo donde trabajó como pianista en un hotel y desapareció para el gran público.(...)


Su segunda vida con la música sucede tras 30 años de silencio.  Bebo  retoma su trayectoria a los 76 años con el álbum Bebo rides again de la mano de su paisano Paquito D'Rivera. Pero su relanzamiento definitivo fue gracias a sus intervenciones en la película de Fernando Trueba, Calle 54 .A partir de ahí fueron frecuentes las colaboraciones de Bebo Valdés con Trueba A él le dedicó el director español el documental de animación Chico & Rita, dirigido junto al diseñador Javier Mariscal y cuya banda sonora es del propio Bebo Valdés.

La tercera vida musical de Valdés, comienza en el 2002 cuando llega su éxito de ventas y de público: Lágrimas negras, junto a Diego El Cigala, donde ambos fusionaban jazz latino, música cubana y flamenco.

En el 2009 grabó con su hijo Chucho Valdés, otro pianista grande, Juntos para siempre, el que será su último y el primero de ambos en común, que les valió el Grammy Latino al mejor álbum de jazz.

Este pianista, compositor y arreglista, firmó en su extensa trayectoria 171 obras y acaparó un sinfín de galardones, entre ellos cinco premios de la Música, seis Goya o siete Grammy y fue uno de los músicos más emblemáticos e innovadores procedentes de la isla caribeña por su fusión del jazz y la música afrocubana, que destacó como promotor de «jam sessions» del jazz afrocubano.