Páginas vistas en total

ALERTA: EL AMAMANTAMIENTO VIENE DISMINUYENDO


Informe revela que el amamantamiento viene disminuyendo y alerta sobre 
importancia de la lactancia materna


Tatiana Félix
Adital


A pesar de ser de conocimiento público que el leche materna es el alimento más importante para los bebés en sus primeros seis meses de vida, el recientemente publicado informe de la organización Save The Children "Superalimento para bebés” (Superfood for babies) reveló que la práctica viene siendo dejada de lado en varios países, poniendo en riesgo la salud de los niños.

De acuerdo con el estudio, los índices de amamantamiento están descendiendo o hasta incluso desapareciendo a escala global. Países como México, República Popular Democrática de Corea y República Dominicana han presentado los más bajos indicadores de lactancia materna o de amamantamiento como fuente exclusiva de alimento.

En el informe se señala que en estos casos existe incapacidad profesional en el área de la salud para orientar a las madres sobre la importancia y la forma adecuada de alimentación de los recién nacidos. Otro agravante es la falta de apoyo a las madres que trabajan, ya que las licencias por maternidad en algunos países tienen corta duración. "En la realidad, la mayoría de las madres que viven en países más pobres no tienen acceso a ningún tipo de(...)
 licencia de maternidad con sueldo”, se explica en el documento.

Por otro lado, Brasil, Nicaragua, Honduras y Perú se destacan en América Latina por promover iniciativas para incentivar la práctica del amamantamiento y, consecuentemente, el desarrollo infantil. Entre esos países, Brasil aparece como "un pionero en el desarrollo de políticas en materia de lactancia materna” y "un ejemplo para otros países”.

Beneficios de la lactancia matern

La lactancia materna realizada desde el nacimiento puede salvar 95 bebés por hora (830 mil por año), en todo el planeta. El informe de Save the Children refuerza la importancia de que el bebé reciba el colostro, primera secreción que sale del seno materno inmediatamente después del parto, en su primera hora de vida después del parto, para fortalecer el sistema inmunológico y proteger la salud del niño, disminuyendo considerablemente la probabilidad de muerte por causa de enfermedades como la diarrea y la neumonía.