Páginas vistas en total

EMBARGADO EL PORTAL DE BELÉN



El culpable de esta "travesura" a sido el cura Luis Rodríguez Patiño quien ha decidido prescintar un belén del templo de Cambás, una parroquia de Aranga, en la provincia gallega de A Coruña, España.  Patiño ha cerrado la puerta del tradicional portal con una cinta policial y ha colocado en el suelo calcomanías de la plataforma española Stop Desahucios.
Lo más asombroso, al menos para su condición, ha sido la explicación que este cura "rebelde" le dió a la agencia de noticias EFE: el Niño Jesús “encarna los problemas del ser humano” y por tanto, en estos tiempos, sería “un desahuciado más”. “Sus padres eran gente humilde y no encontraría un lugar donde venir al mundo”, razona.
Este interesantísimo personaje habla sin tapujos del aborto, la homosexualidad y el celibato; ha estudiado Filosofía, Derecho y varios cursos de Medicina, fundó el primer consejo de ancianos de España, impulsó una Universidad Sénior para los mayores de la zona rural y en Carnavales abre las puertas del templo a los vecinos disfrazado, se ocupa de unas seis parroquias rurales en Galicia, con siete misas en menos de tres horas cada domingo y más de 70 kilómetros de pistas rurales para ir de una a otra (cuestión que es común allí por la falta de curas).
Pero esto no es todo...con mucha ironía, este singular cura “agradece” al Vaticano que haya sacado a la mula y al buey del portal de Belén y opina que ambos animales “encarnaban a los banqueros (bueyes) y políticos (mulas) disfrazados”. Opina que estos dos colectivos presumen a menudo de buenos cristianos pero que no se comportan como tal y ha instado al Papa a “excomulgarlos”.

Este párroco de Val Xestoso, muy querido por sus feligreses, celebró el domingo una misa en San Andrés de Teixido, tradicional lugar de peregrinación en la costa norte coruñesa, para predicar sobre la postura de “los cristianos ante los recortes” a los que el gobierno español ha tenido que apelar debido a la enorme crisis económica que vive ese país.
“Les he explicado que no podemos permanecer al margen, que hay que ayudar en la medida de nuestras posibilidades. No podemos callar la boca ante esta situación. En lo que pueda, debo trabajar para concienciar a la gente”, resume Patiño.
 Confía en que “actúe la justicia divina” porque la humana (...)
no acaba de poner a cada uno en su sitio, por lo que dice que ya les había pedido a los agentes que actuaran en conciencia y que “no usaran la violencia” para sacar de sus casas a personas sin recursos ni alternativas.
Pero hay más, mucho más...Hace unos días redactó una carta en la que pedía explícitamente a otros sacerdotes que no se citase en las misas “pueblo de Israel”, como ejemplo de “pueblo que ama la verdad”.
Es su particular forma de reprobar los ataques sionistas en la franja de Gaza. “Ese Estado (Israel) oprime. Muchas de las acciones del pueblo palestino no están bien, pero Israel ha sembrado el caldo de cultivo del odio para los terroristas. Los judíos sufrieron con los nazis y ahora hacen sufrir. De padres maltratadores, hijos maltratadores”, opina.
Rodríguez Patiño, de 55 años, ha recibido ya muchas reprimendas de la curia episcopal por sus ya archiconocidas declaraciones pero aún así, este "valiente" no se para por nada y hasta con el presidente de los Estados Unidos a tenido duras palabras “Me causa sorpresa que Obama, que recibió el premio Nobel de la Paz, tolere esto. Ha perdido toda gallardía”.
Dicen que los gallegos son muy tercos e irreverentes...Será?