Páginas vistas en total

Una vida normal es el anhelo más caro a los venezolanos.

Del Twitter de @MilagrosSocorro

"Cuando sople la libertad, abrirán los cafés, pasearemos al anochecer, los niños volverán a serlo y los jóvenes creerán en el futuro.
Cuando no se alargue sobre Venezuela la ominosa sombra del tirano, abrirán las tiendas, habrá conciertos en las plazas, habrá olor a pan.
Cuando dejemos de ser rehenes de una banda criminal, el nombre de Venezuela no nos sacará lágrimas. Habrá buenas noticias todos los días.
Y saldrán los presos políticos de su odiosa prisión, se crearán empresas, la creatividad será premiada y volverán los que se fueron.
Detrás de la oscura montaña de destrucción y muerte que es la figura del tirano, hay una tierra luminosa.
Y llegará el día en que la visión de un milico no nos llenará de aprensión y desprecio. Entonces pensaremos en los muchachos asesinados...
Después de la dictadura hay heladerías, farmacias repletas y los jóvenes no trabajarán por una porción ínfima de un salario en el extranjero
En las noches, apago la luz y veo las calles de Venezuela tras la tiranía: negocios nuevos, librerías llenas de novedades, mi marido sonríe.
Y convertiremos este dolor en piedad, esta rabia en solidaridad. Los tribunales harán lo suyo y el olvido nos dará paz.
Vivo, en fin, para ver el florecimiento de mi preciosa, mi amada, mi dulce tierra castigada.
Nos sostiene imaginar el día en que caiga la dictadura y el amanecer de Venezuela: la libertad, la economía, los emprendimientos, la vida."