Páginas vistas en total

COPEI no participará en Asamblea Constituyente

Ante las afirmaciones aparecidas en diversos medios de comunicación públicos y vinculados al gobierno en la cual se informa falsamente que nuestra organización política participaría en la Asamblea Constituyente,

la Dirección Nacional de COPEI  aclara a la opinión pública que es completamente falso que participaremos en dicha Constituyente, y en tal sentido realizamos las siguientes consideraciones:
1.- La línea política de la democracia cristiana venezolana está estrecha e íntegramente comprometida con el sentimiento ampliamente mayoritario del pueblo venezolano, el cual, no solo con su opinión, sino con sus acciones, ha rechazado rotundamente la iniciativa presidencial constituyente, al quedar claro que el mismo es un mecanismo de secuestro de la soberanía popular, y un intento por terminar de liquidar la convivencia y las instituciones democráticas y republicanas en Venezuela.
2.- Este proceso constituyente no solo vulnera flagrantemente el Texto Constitucional, sino que lesiona la confianza legítima y la seguridad jurídica de personas e instituciones, quienes actúan enmarcados en un Pacto Social cuya alteración, hoy, solo puede ser obtenida bajo estricta consulta al cuerpo electoral, esto es, por determinación expresa,libre y soberana del pueblo y no de una facción política, por mucho poder institucional que acumule esta última o por mucha legitimidad en el ejercicio del poder que se arrogue al representar a un sector ideológico, casta o agrupación de inconfesables fines.
3.- Como consecuencia de lo anterior, COPEI solicitó formalmente a la Fiscalía General de la República el pasado 01 de junio de este año, la instauración de un procedimiento que tiene por objeto y finalidad hacer cesar la inconstitucional tramitación del proceso constituyente bajo iniciativa presidencial y, simultáneamente, revestir deprotección supraconstitucional y originaria al pueblo que resiste civil y pacíficamente en las calles, hasta tanto se reconduzca dicha tramitación con sujeción a la vigente Constitución y a la soberanía popular, o se desista formal y definitivamente de dicho proceso constituyente.
4.- Ninguna autoridad nacional, estadal, municipal o parroquial de COPEI está comprometida con el apoyo e impulso de una iniciativa presidencial que ha sido planteada como única alternativa frente a una guerra civil. Los venezolanos sabemos con exactitud de qué trata la vapuleada constituyente madurista. Bajo ninguna circunstancia los copeyanos, como miembros incuestionables de una comunidad que resiste con heroicidad, esperanza y determinación la crisis y la deformación generada por la llamada "revolución", bajaremos las banderas hasta lograr que esta noche oscura desaparezca de nuestro país.
5.- Finalmente, tal como lo planteamos ante el Máximo Despacho Fiscal del país, en estas horas COPEI sostiene y ejecuta como acción política concreta el divulgar nacional e internacionalmente que las ciudadanías democráticas de Venezuela investidasLa Presidencia Nacional de COPEI, ante las infames y tendenciosas publicaciones en portales digitales y medios de comunicación social afectos al gobierno, a través de las cuales pretenden aparentar que el pueblo venezolano, en sus diversas manifestaciones, respaldan el cada día más derrotado proceso constituyente en cierne, quiere comunicar a la opinión pública nacional e internacional, lo siguiente:

1.- La línea política de la democracia cristiana venezolana está estrecha e íntegramente comprometida con el sentimiento ampliamente mayoritario del pueblo venezolano, el cual, no solo con su opinión, sino con sus acciones, ha rechazado rotundamente la iniciativa presidencial constituyente, al quedar fehacientemente claro que el mismo es un mecanismo de secuestro de la soberanía popular, y un intento por terminar de liquidar la convivencia y las instituciones democráticas y republicanas en Venezuela.
2.- Este proceso constituyente no solo vulnera flagrantemente el Texto Constitucional, sino que lesiona la confianza legítima y la seguridad jurídica de personas e instituciones, quienes actúan enmarcados en un Pacto Social cuya alteración, hoy, solo puede ser obtenida bajo estricta consulta al cuerpo electoral, esto es, por determinación expresa,libre y soberana del pueblo y no de una facción política, por mucho poder institucional que acumule esta última o por mucha legitimidad en el ejercicio del poder que se arrogue al representar a un sector ideológico, casta o agrupación de inconfesables fines.
3.- Como consecuencia de lo anterior, COPEI solicitó formalmente a la Fiscalía General de la República el pasado 01 de junio de este año, la instauración de un procedimiento que tiene por objeto y finalidad hacer cesar la inconstitucional tramitación del proceso constituyente bajo iniciativa presidencial y, simultáneamente, revestir deprotección supraconstitucional y originaria al pueblo que resiste civil y pacíficamente en las calles, hasta tanto se reconduzca dicha tramitación con sujeción a la vigente Constitución y a la soberanía popular, o se desista formal y definitivamente de dicho proceso constituyente.
4.- Ninguna autoridad nacional, municipal o parroquial de COPEI está comprometida con el apoyo e impulso de una iniciativa presidencial que ha sido planteada como única alternativa frente a una guerra civil. Los venezolanos sabemos con exactitud de qué trata la vapuleada constituyente madurista. Bajo ninguna circunstancia los copeyanos, como miembros incuestionables de una comunidad que resiste con heroicidad, esperanza y determinación la crisis y la deformación generada por la periclitada revolución, bajaremos las banderas hasta lograr que esta noche oscura desaparezca de la faz y el recuerdo de los tiempos por venir.
5.- Finalmente, tal como lo planteamos ante el Máximo Despacho Fiscal del país, en estas horas COPEI sostiene y ejecuta como acción política concreta el divulgar nacional e internacionalmente que las ciudadanía democrática de Venezuela investidas de autoridad o no, están activadas en su derecho al restablecimiento constitucional (restauración democrática), frente a la inminente derogatoria de la vigente Constitución por un medio, mecanismo o procedimiento no previsto en ella, y que, COPEI unido a ella hacen uso del derecho constitucional a la protesta pacífica y sin armas (artículo 68 constitucional) y acompaña el esfuerzo de la sociedad democrática.

En Cujicito, a los 7 días del mes de junio de 2017.

PEDRO URRIETA FIGUEREDO

Presidente Nacional