Páginas vistas en total

¿DONDE ESTABA USTED SEÑOR GOBERNADOR? Dirigentes carabobeños al gobernador Ameliach

USTED DEBE REFLEXIONAR Y RECTIFICAR
Valencia. (Prensa A1). Un nutrido grupo de líderes del estado Carabobo dirigió una carta abierta al gobernador Francisco Ameliach en la que le reclaman su conducta durante los saqueos  que recientemente afectaron  a  esa entidad federal.

En la misiva, que está firmada , entre otros , por los ex parlamentarios Gustavo Hernández Salazar  y Laura Valls de Alternativa 1, Celio Celli  y Luis Gallo; por el ex magistrado del Tribunal Supremo de Justicia , Pedro Rondón Haaz, por los dirigentes políticos, Luis Vivas, German Chipre, Jesús Hernández P. y Heriberto Ramírez y por los abogados Juan Ascanio y Carlos Garrido; señalan que “desde el 2 hasta el 4 de mayo del año en curso, los carabobeños padecimos 72 horas de terror, en las que se consumaron muertes, asaltos, saqueos generalizados y abusos de todo tipo sin que las autoridades, especialmente usted señor gobernador, hubieran asumido con coraje la defensa de los ciudadanos. Durante esta angustioso lapso, nuestro estado fue sometido al antojo de malandros y delincuentes de todo tipo y ni usted ni ninguna otra autoridad apareció por ningún lado”.

 En otra parte del texto, los firmantes de la carta le piden al gobernador que “reflexione y rectifique para que esto no ocurra de nuevo” y denuncian “los incalificables abusos del SEBIN, en plena vía pública, contra jóvenes indefensos, algunos de ellos con menos de 18 años”.

 Por último, llaman al gobernador Ameliach a enfrentar con valentía lo que calificaron como “una terrible cultura de violencia” que afecta a Carabobo.



A continuación el texto completo de la carta abierta.



                                                 Valencia, 11 de mayo de 2017


 


CARTA  ABIERTA



¿DONDE ESTABA USTED SEÑOR GOBERNADOR?





Ciudadano

Mayor (R) Francisco Ameliach Orta

Gobernador  del estado Carabobo.  

                                     

 Su despacho.



Los que firmamos esta carta hemos dedicado la mayor parte de nuestras vidas a la lucha política y social, siempre en defensa de lo que hemos creído son los más altos intereses de la ciudadanía,  especialmente los del sector más vulnerable de nuestros conciudadanos; no somos, por tanto, representantes de la oligarquía, ni promotores de ideas de derecha y, mucho menos, defensores de injerencias imperiales en nuestro país; somos, eso sí, carabobeños preocupados por el destino de nuestro estado, cada uno desde las posiciones que ocupamos y los ideales democráticos que defendemos.



En esta oportunidad, y como consecuencia de esa preocupación por nuestra región, nos dirigimos a usted con el propósito de expresarle nuestro malestar por los recientes acontecimientos que nos afectaron.



Suponemos que sabe que los últimos días hemos vivido situaciones realmente graves. Desde el 2 hasta el 4 de mayo del año en curso, los carabobeños padecimos 72 horas de terror, en las que se consumaron muertes, asaltos, saqueos generalizados y abusos de todo tipo sin que las autoridades, especialmente usted señor gobernador, hubieran asumido con coraje la defensa de los ciudadanos. Durante este angustioso lapso, nuestro estado fue sometido al antojo de malandros y delincuentes de todo tipo y ni usted ni ninguna otra autoridad  apareció por ningún lado. De usted supimos en esas complicadas horas, por algún tuit o por una fugaz aparición en un acto en Caracas. Es bueno señalarle, por si no lo sabe, que en varios municipios de la gran Valencia saquearon centenares de negocios formales e informales, que muchas comunidades, particularmente urbanizaciones y edificios donde viven sectores  de la clase media hoy empobrecida, mayor (r) Ameliach, especialmente en Naguanagua, fueron tiroteadas y amenazados de saqueos por vándalos armados ( malandros y colectivos paramilitares ) frente a la inacción total de las autoridades policiales o militares y en algunos casos, cómo lo han señalado los mismos vecinos, con su complicidad.



Ahora bien, ciudadano gobernador, después de todos estos sucesos es menester que el gobierno que usted preside reflexione y rectifique para que esto no ocurra de nuevo. La nación venezolana transita una hora muy peligrosa: el autoritarismo, la corrupción y la incompetencia nos han llevado a esta dramática realidad; por eso, hoy más que nunca, hay que actuar con el mayor apego a la ley, no es con los incalificables abusos del SEBIN, en plena vía publica, contra jóvenes indefensos, algunos de ellos con menos de 18 años, como se normalizará la situación.



Señor gobernador, los acontecimientos aquí relatados dejaron centenares de nuevos desempleados y, por ende, más pobreza, consolidaron una terrible cultura de violencia que es preciso enfrentar con valentía, y arruinaron a muchos pequeños y medianos emprendedores. Ante esto, usted está obligado a actuar cuanto antes,  más allá de la retórica política  y eso esperamos.



Por último, expresamos nuestra disposición a aportar ideas para enfrentar esta tragedia.

Sin más que señalar por ahora, nos despedimos confiados en la sabiduría colectiva del pueblo carabobeño. 



Gustavo Hernández Salazar    Luis  E. Gallo                    Celio Celli G.

Manuel Barroeta                       Edgar Núñez Pino           Laura Valls B.

Luis Vivas                                     Pedro Rondón H.           Heriberto Ramírez

Juan Ascanio                               María Jiménez               Jesús Hernández P.

German Chipre                           Javier López                   José G. Hernández

Pedro Vargas G.                        Carlos Garrido M.             Nerio Ascanio