Páginas vistas en total

Países latinoamericanos preparan una fuerte presión sobre Venezuela en la OEA


Países latinoamericanos sumados a Estados Unidos y Canadá preparan una resolución en la Organización de Estados Americanos (OEA) para presionar a Venezuela a que libere a los opositores detenidos y adopte un calendario electoral, dijo el canciller mexicano, Luis Videgaray.
"Sentimos que ha llegado el momento de actuar", dijo Videgaray al periódico estadounidense Wall Street Journal, en una declaración que este jueves fue confirmada por la cancillería mexicana sin agregar otros detalles.

El alto diplomático mexicano indicó al diario que Estados Unidos y México han estado trabajando en forma conjunta ante las otras naciones del continente para obtener el mayor número posible de firmas.
Un funcionario del Departamento de Estado no confirmó la preparación de la resolución, pero expresó que Washington espera "muy pronto" ver "una sesión especial del Consejo Permanente de la OEA para discutir la situación en Venezuela".
"Hay una creciente preocupación entre los Estados miembros de la OEA sobre la situación cada vez más terrible en Venezuela y creemos que la OEA es el foro apropiado", dijo la fuente anónima en un correo electrónico a la AFP.
Según el WSJ el esfuerzo ya habría obtenido el apoyo de unas 14 naciones.
La elaboración del documento, corroborada a la AFP por diplomáticos latinoamericanos en Washington, engloba prácticamente los 15 países que el año pasado firmaron una declaración exigiendo a Venezuela cumplir las etapas de un referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro, que fue finalmente suspendido en octubre.
Hasta ahora, apuntó el diario, se han negado a adherir a la declaración "aliados más próximos de Venezuela, como Ecuador, Bolivia, Nicaragua, El Salvador y la República Dominicana".
Para lograr la aprobación de una resolución en la OEA se requiere el apoyo de al menos 18 países tan solo para debatir el texto y ponerlo a votación.
Clave en las negociaciones será el bloque de 14 países del Caribe no hispanófono, aliados de Venezuela, que les suministra petróleo en condiciones preferenciales.
"Trump ha llamado a países del Caribe esta semana", según un diplomático latinoamericano en Washington.
Según un borrador de la declaración conjunta mencionado por el periódico, los países consideran prioritaria "la liberación de prisioneros políticos, el reconocimiento de la legitimidad de las decisiones de la Asamblea Nacional (...) y el establecimiento de un calendario electoral".
- No dejará ser intimidado -
La oposición venezolana denuncia una arremetida del gobierno, incluyendo la invalidación por la justicia de las decisiones del Parlamento, que controla desde inicio de 2016, y la detención de sus dirigentes.
Organizaciones no gubernamentales venezolanas denunciaron el miércoles ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que 6.893 personas han sido arrestadas "con fines políticos" desde enero de 2014, y actualmente hay 115 "presos políticos" en el país suramericano.
Las elecciones presidenciales están previstas para diciembre de 2018, mientras que las de gobernadores, que debieron realizarse en diciembre pasado, fueron aplazadas para 2017 y aún no tienen fecha.
Videgaray admitió al diario que su gobierno ya espera una fuerte reacción de parte de Venezuela por impulsar la declaración, pero dijo "no tener duda de que México es una democracia y que no permitirá ser intimidado por Caracas".
De acuerdo con el periódico, los países del grupo se proponen someter la declaración a apreciación de la Organización de Estados Americanos (OEA). Sin embargo, fuentes de la entidad, que solicitaron el anonimato, dijeron a AFP que no hay pedidos de reunión inmediata del Consejo Permanente para discutir el tema.
La declaración, de cualquier forma, estaría alineada con la posición adoptada recientemente por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien esta semana en una conferencia de prensa equiparó a Venezuela con una "dictadura".
Almagro emitió la semana pasada un voluminoso informe de 75 páginas sobre la situación política en Venezuela, donde sugirió inclusive suspender del grupo a ese país en caso de que no realice elecciones generales en breve.
En respuesta, el gobierno del presidente Nicolás Maduro acusó a Almagro de promover una "intervención internacional" en su país.