Páginas vistas en total

Líder de Ansarolá: Arabia Saudí comete genocidio en Yemen


HispanTV.com

El líder del movimiento popular yemení Ansarolá, Abdulmalik al-Houthi, considera genocidio la agresión mortal de Arabia Saudí contra el pueblo yemení.
“Las fuerzas saudíes y sus mercenarios han llegado a Yemen para acabar con una generación”, asegura Al-Houthi durante un discurso televisado emitido este viernes, refiriéndose a un año de agresión saudí contra Yemen.


El régimen de Al Saud, recalca el líder de Ansarolá, comete todo tipo de crímenes contra los yemeníes en su búsqueda de arrasar con el país entero.

Además, ha asegurado que Riad, apoyado por el Reino Unido y EE.UU., no duda de matar a mujeres y niños con el fin de alcanzar sus propósitos en Yemen, haciendo caso omiso a la voluntad popular de su vecino sureño.

El máximo responsable de Ansarolá ha subrayado que los saudíes y sus mercenarios se encuentran bajo la influencia del eje Arabia Saudí-Israel-Estados Unidos, por lo tanto, no respetan el concepto de vecindad ni el Islam.

El líder del movimiento popular yemení Ansarolá ha lamentado que los crímenes cometidos por Arabia Saudí hayan hecho sombra a las atrocidades del régimen de Tel Aviv contra los palestinos en los territorios ocupados.

Además, ha censurado tajantemente el silencio del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) ante la agresión saudí y ha lamentado que este órgano sirva solo para garantizar la seguridad de las potencias arrogantes.

Ha calificado de “vergonzoso” mantener silencio ante tales crímenes, pero al mismo tiempo ha agradecido los apoyos de algunos países a la nación yemení, que hacen todo lo posible para ayudarla.


Mientras tanto, ha dicho que la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no se ha elaborado para los oprimidos ya que solo sirve a los regímenes dictatoriales.

A continuación afirma que la agresión saudí a Yemen tiene como objetivo primordial destruir toda la región para que el régimen israelí se convierta en una potencia sin rival, pero, agrega, se ha enfrentado con la resistencia legítima de los yemeníes.

Asimismo, ha afirmado que los contraataques en defensa propia de las fuerzas populares —aunque no tienen una gran cantidad de equipo militar— han causado graves daños al Ejército saudí. 

Al-Houthi ha recordado que Riad empezó su campaña de guerra bajo la consigna de servir a los yemeníes, sin embargo, el mundo es testigo que "ha servido" a los yemeníes con misiles, destrucciones y matando a mujeres y niños.

Desde el 26 de marzo de 2015, Yemen es blanco de una ofensiva saudí que, hasta el momento y de acuerdo con cifras divulgadas por la ONU, ha dejado, entre muertos y heridos, más de 32.000 víctimas, en su mayoría civiles.