Páginas vistas en total

Greenpeace calcula que el fraude de Volkswagen podría haber causado hasta 10.200 muertes


20minutos.es

El exceso de emisiones de gases tóxicos pudo llegar a 240.000 toneladas al año.
La contaminación del aire causada por los vehículos mata de forma prematura a 27.000 españoles al año, 14 veces más muertes que los accidentes de tráfico.
Las ONG denuncian que no solo Volkswagen contamina más de lo permitido, ya que todas las marcas de coches superan los límites legales permitidos.


El fabricante de automóviles alemán Volkswagen ha reconocido que 11 millones de automóviles podrían haber sido trucados para engañar a los controles de emisión de gases tóxicos. Greenpeace acaba de hacer un cálculo aproximado de cuántas muertes prematuras habría causado este grave escándalo y estima que entre 400 y 1.700 muertes al año (serían hasta 10.200 en los seis años que se vendieron los motores trucados, de 2009 a 2015).

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos ha confirmado que los vehículos trucados emiten entre 10 y 40 veces más óxidos de nitrógenos de lo permitido. Un cálculo estimativo de la ONG apunta a que esto podría haber dado lugar a un exceso de emisiones de entre 60.000 y 240.000 toneladas de óxidos de nitrógeno al año.

"El impacto global de la contaminación adicional es difícil de medir debido a las diferencias en la densidad de población y los factores atmosféricos y de salud, por lo que depende de dónde se vendieron los coches y por donde circulen", puntualiza la ONG.

Sin embargo, midiendo el impacto sanitario utilizado por la Unión Europea —donde se venden millones de vehículos diesel de Volkswagen— la ONG calcula que 240.000 toneladas de dióxido de nitrógeno causan aproximadamente 1.700 muertes prematuras al año, debido a su efecto en las enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y la cardiopatía isquémica.

Como los vehículos se vendieron entre 2009 y 2015, el total de fallecimientos pudo alcanzar los 10.200. Sin embargo, si se emitieron finalmente 60.000 toneladas extra al año, entonces se podría esperar unas 400 muertes prematuras anuales (2.400 en total). El cálculo de Greenpeace está hecho tomando como modelo a la Unión Europea, donde cada año mueren 450.000 personas por la mala calidad del aire, pero la ONG reconoce que no deja de ser una aproximación, ya que todavía no sabe con exactitud "dónde se han vendido y conducido los vehículos afectados".

La ONG confía en que este ejercicio ayude a comprender que las violaciones de la regulación de emisión de contaminantes de Volkswagen son "muy graves" y "podrían haber provocado miles de muertes en todo el periodo en el que se desarrolló el fraude, de 2009 a 2015".

En España, la mala calidad del aire causa 27.000 muertes al año Desde Ecologistas en Acción, su portavoz, Paco Segura, explica que la contaminación del aire causa solo en España "27.000 muertes prematuras al año", según cálculos de la Unión Europea. Son 14 veces más que las muertes causadas por los accidentes de tráfico, recuerda. En lugares como Madrid, donde se ha estudiado más a fondo el fenómeno, se calcula que tres cuartas partes de la contaminación las produce el tráfico rodado y causa 2.000 fallecimientos prematuros.
Esto quiere decir que se adelantan las muertes de personas enfermas entre tres meses y dos años, expone Segura. "Además, no hay que olvidar que la mala calidad del aire provoca pérdidas económicas, por un valor cercano al 3% del PIB", dice citando un estudio de la OMS, de marzo de 2015.
Vehículos de todas las marcas superan en circulación los límites de emisiones de la UE Para Segura, "sabiendo que las emisiones resultan letales y que el cambio climático es el principal problema que afronta actualmente la humanidad, falsear datos o emisiones en el sentido que lo hacía Volkswagen, cuyos coches trucados emiten hasta cuarenta veces el límite máximo, resulta inmoral".

Ecologistas en Acción denuncia que la emisión de partículas por encima de los niveles legales no se puede circunscribir únicamente al escándalo de los vehículos trucados por Volkswagen.

 Un reciente estudio británico, publicado por The Guardian, comprobó que nueve de cada diez aumotóviles diésel de todas las marcas del mercado superaban en marcha entre siete y 22 veces los límites de óxidos de nitrógeno establecidos por la norma Euro 6.

Esto se produce, explican en Ecologistas, porque las pruebas de emisión de gases contaminantes de los coches todavía se realizan en laboratorio, en condiciones que nada tienen que ver con la circulación real, sin atascos, acelerones ni frenazos.

Ecologistas en Acción y la Plataforma para la Calidad del Aire de Catalunya han impulsado una campaña de recogida de firmas, a través de change.org, para reclamar al Gobierno central investigar el caso de los motores diesel trucados de Volkswagen, exigir que repare daños ocasionados y que se depuren "responsabilidades penales y políticas". Instan a investigar "posibles fraudes similares" de otros fabricantes de automóviles, y solicitar a la UE un sistema de control con capacidad sancionadora.