Páginas vistas en total

Al-Asad denuncia al Occidente por distorsionar su imagen


El presidente de Siria, Bashar al-Asad, ha criticado este miércoles al Occidente por distorsionar su imagen y ha reiterado que goza de un extenso apoyo público.
“Hasta el propio Obama dijo que la oposición moderada [en Siria] es una fantasía”, ha dicho el mandatario sirio, y se ha preguntado que si hasta ellos mismos reconocen este hecho, “¿a quién están enviando dinero y armamento?”
De acuerdo con el mandatario sirio, los medios de comunicación occidentales y de algunos países de la región han tratado de mostrarle a él sin apoyo público, algo que no fue y no es posible, ya que de ser así, el Gobierno sirio no podría haberse mantenido en el poder frente a la presión internacional y los terroristas financiados por varias naciones regionales.
Asimismo, Al-Asad ha rechazado categóricamente las infundadas alegaciones que intentan mostrar a Siria como un Estado fallido y ha asegurado que “Siria no está acabada”.(...)
“Nuestras instituciones aún funcionan, aún pagamos los subsidios, aún pagamos los salarios... hasta en algunas zonas que están bajo control de los terroristas”, ha dicho el mandatario sirio en una entrevista concedida a la cadena portuguesa de noticias RTP.
También, ha expresado su apoyo a una solución política y ha asegurado que dialogará con una oposición que represente al pueblo sirio y no con los grupos que “representan a países regionales como Turquía, Catar y Arabia Saudí”.
Igualmente, ha desmentido que su Gobierno esté frente a una oposición moderada y ha recordado que hasta el propio presidente estadounidense, Barack Obama, cree ese no es el caso.
“Hasta el propio Obama dijo que la oposición moderada [en Siria] es una fantasía”, ha dicho el mandatario sirio, y se ha preguntado que si hasta ellos mismos reconocen este hecho, “¿a quién están enviando dinero y armamento?”
“No envías [armas y dinero] a una fantasía, se los envías a algo real, a los extremistas”, ha asegurado, respondiendo a su propia pregunta.
Por otra parte, Al-Asad ha censurado al Gobierno francés por “intercambiar sus valores de democracia, libertad y fraternidad con petrodólares” provenientes de países patrocinadores de los terroristas en Siria.
Desde 2011, los grupos armados, alentados, financiados y entrenados por varios países regionales y extrarregionales, han desatado una ola de violencia en diferentes partes del territorio árabe con el fin de derrocar al Gobierno legítimo de Al-Asad.
hgn/anz/mrk