Páginas vistas en total

Alboroto con un caricaturista palestino

El dibujante Mohammed Sabaaneh fue suspendido del diario afín a Abbas por representar a Mahoma

Sabaaneh dijo que su dibujo fue malinterpretado, porque él quiso representar a un seguidor del Profeta, no a éste. Calificó los disparos contra Charlie Hebdo de actos terroristas.


Mohammed Sabaaneh estuvo cinco meses preso en Israel.
Por Ben Lynfield *
 
Desde Ramalá, Cisjordania
Se suponía que debía ser una imagen favorable, diseñada para contrarrestar los estereotipos negativos del Islam después de los disparos contra Charlie Hebdo. Pero es tal la sensibilidad religiosa y popular, sobre todo en lo que concierne al fundador del Islam, que la representación del caricaturista palestino Mohammed Sabaaneh de un hombre con túnica, derramando semillas del amor extraídas de un bolso en forma de corazón sobre el globo terrestre, causó un alboroto.
Calificó su caricatura –publicada por alHayat alJadida, el diario oficial de la Autoridad Palestina– “Profeta Mahoma” y, como esto parecía romper un tabú sobre las representaciones artísticas del fundador del Islam, hubo un contragolpe furioso. Sabaaneh fue suspendido de su trabajo en el diario, en el que trabajó desde 2002, y está siendo investigado por un equipo designado por el presidente palestino, Mahmud Abbas.(...)
Ahora, de vuelta en el aparentemente imposible trabajo de ser un caricaturista palestino después de que su periódico le permitió regresar, habló por primera vez acerca de los desafíos que enfrenta. No fue la primera caricatura que había dibujado en su esfuerzo por mostrar el Islam con una luz favorable. Otra muestra un Corán abierto como el filamento dentro de una bombilla de luz, iluminando brillantemente sus alrededores.
“Mi idea es que, si se quiere defender el Islam contra las caricaturas, uno lo hace dibujando caricaturas, no matando a los dibujantes”, dijo en su oficina en una universidad en las afueras de Ramalá, el centro político palestino. “Si uno quiere defender el Islam contra los artículos, hay que escribir artículos. Si se quiere defenderlo contra las ideas, entonces use ideas.”
Mientras que Sabaaneh está de acuerdo con la descripción de que los tiroteos de Charlie Hebdo fueron un ataque terrorista, un tema principal de su obra desde entonces es que dichos asesinatos dañan a musulmanes y al Islam. Dijo que su dibujo que desató la polémica había sido mal interpretado porque no había tenido intención de representar a Mahoma directamente, pero que si se entendió de esa manera pedía disculpas. El hombre que dibujó, insistió, era un seguidor del Profeta difundiendo su mensaje.
Pero esa manera de ver las cosas no había evitado que al presidente palestino se uniera a la refriega. Apenas unos días después de que Abbas se uniera a la marcha por la libertad de expresión con otros líderes mundiales en París, su oficina prometió “medidas disuasorias”. Sabaaneh, de 36 años, ampliamente respetado como un ex prisionero de Israel y por dar voz a la lucha palestina, también tenía muchos defensores. Su periódico levantó la suspensión después de 10 días, a pesar de que la investigación de Abbas todavía debe entregar sus conclusiones. Y a pesar de que exudaba confianza, Sabaaneh todavía debe tener cuidado. Le pidió a The Independent no volver a publicar la caricatura, citando una directiva de su propio periódico.
Ofender la sensibilidad religiosa es sólo uno de los peligros que enfrenta. En 2013 fue encarcelado por el ejército israelí durante cinco meses. De acuerdo con los cargos del sistema de justicia militar israelí, Sabaaneh era culpable de “contacto con una organización hostil”. Había publicado una serie de gran alcance sobre la difícil situación de los presos palestinos, y está convencido de que fue encarcelado por sus caricaturas.
También existe la censura. Sabaaneh tiene muchos dibujos bloqueados por sus editores, incluyendo aquellos que tocan a la Autoridad Palestina, la OLP y una descripción poco halagadora del presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi. El dice que, cuando critica a Abbas, sólo puede hacerlo indirectamente, sin dibujarlo, y teme que su diario sea ahora más restrictivo. Una caricatura que dibujó sobre las ejecuciones del Estado Islámico (EI) de coptos egipcios no fue publicada en el diario del martes pasado. Mostraba a una persona a punto de ser ejecutada, pero donde debería estar la cabeza Sabaaneh dibujó una mezquita. El sube algunos dibujos no publicados por su periódico en un sitio web Cartoon Movement.
La polarización entre las facciones rivales palestinas, Al Fatah y Hamas, es también un problema importante, dice Sabaaneh. “La mayoría de los que no están relacionados con Al Fatah o Hamas no tienen su propio medio de comunicación, por lo que el punto de vista equilibrado no está llegando a la gente”, dijo. “No pueden encontrar una salida.” El critica a los movimientos islamistas por no aceptar cualquier forma de crítica “porque creen que son sagrados”.
En la pared de su oficina hay un enorme afiche de Naji Ali, el caricaturista palestino que dibujó contra los regímenes árabes, los líderes palestinos e Israel y fue abatido a tiros fuera de sus oficinas en Londres en 1987. Sabaaneh dice que Ali fue una gran inspiración, después de que su madre le mostrara sus caricaturas cuando tenía sólo seis años.
El no está de acuerdo con los absolutistas de la libertad de expresión, pues sostiene que un dibujante no debe herir a ninguna religión. Estuvo en contra de la publicación de periódicos occidentales de las caricaturas de Mahoma de Charlie Hebdo. “Volver a publicarlas reactiva el odio y la hostilidad. Está provocando más odio en la sociedad, basada en la religión.”
El encarcelamiento de Sabaaneh no le hizo bajar el tono de sus dibujos sobre Israel. Uno muestra la cúpula de la mezquita de la Roca de Jerusalén y una iglesia siendo estrangulada por una enorme víbora con una estrella de David. “Los israelíes me han acusado de ser antisemita”, dijo. “No aceptan las críticas.”
* Tomado de Páginal12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.