Páginas vistas en total

Se inicio el juicio contra Rodney Álvarez


Ahora, hay que hacer que la solidaridad crezca 


El gobierno de Nicolás Maduro tiene presos a cuatro trabajadores, bajo tesis y argumentos totalmente falsos. Tres sidoristas: Leinys Quijada, Rederick Leiva y Heberto Bastardo; acusados de porte de armas de alto calibre, hoy trasladados desde Pto. Ordaz a Maturín, para distanciar a los trabajadores y a sus familiares del caso. El contexto de estas detenciones fue en el rechazo a la fraudulenta firma del contrato de los sidoristas, por José Meléndez, del PSUV. El otro sumario es el de Rodney Álvarez, trabajador ferrominero al que acusan de un asesinato, que no cometió, como se muestra en los videos de seguridad de la empresa y declaran parte de los presentes en aquella asamblea del 9 de junio 2011, que se convoca para conformar la junta electoral sindical, del proceso venidero en dicha empresa, y en el que resultó electo Rubén González.(...)
 

Se inicia el juicio

El pasado jueves 23 de octubre, nos concentramos en las puertas del Palacio de Justicia, desde las 9am, como siempre lo hicimos cuando el gobierno de Chávez, impuso cárcel a Rubén González. Esta vez, en la espera de que se celebrara la audiencia oral y pública de inicio al juicio del trabajador Rodney Álvarez. No fue hasta las 4.30 pm que lo subieron al quinto piso, para media hora más tarde dar inicio al acto, no sin antes desalojar a las más de 18 personas que solidarias con Rodney, se habían trasladado desde distintos puntos del país: Maracay, Pto. Ordaz, Los Teques y Caracas, en conocimiento de que el acto es público y como muestra de apoyo para quien lleva tres años y cuatro meses preso, dilatando la apertura del juicio a pesar de que los indicios señalan a otro como el autor de los hechos que le imputan.


Después de siete horas de espera, sin almuerzos y solo café, ante el enfado y la alta voz de una funcionaria del Palacio de Justicia, se ordena nuestro desalojo, privándonos y violando el carácter público de la audiencia. A su vez ordena, que al acto solo entren por la parte acusadora, Alfredo Spooner –testigo- y el fiscal. Por la defensa entrará Humberto Garrido –abogado- acompañado de la Sra. Yaritza Rodríguez, madre del trabajador. 

Es necesario que los ferromineros y demás trabajadores, estén enterados de importantes aspectos presentados en esta audiencia, más aun tratándose de que una vez más el gobierno que se reclama obrerista, ataca a los ferromineros como lo hace también hacia los sidoristas, con acusaciones y arbitrarias detenciones, que no son más que muestras evidentes de la criminalización de la protesta y aún más en la situación de Rodney Álvarez, con un prolongado retardo procesal.

El gobierno se ensaña contra los trabajadores de Guayana 

El juicio contra Rubén González fue un proceso largo y tortuoso. Para todos los ferromineros y demás trabajadores de las empresas básicas quedo demostrada la saña e intención desarrollada por Rangel Gómez, el gobierno de Hugo Chávez y ahora Maduro, al imponer la cárcel y culpabilizar a Rubén González y amedrentar a los trabajadores de FMO, cuando legítimamente defendían su contratación colectiva. Con los ferromineros el gobierno inauguró la criminalización de la protesta. 

Esa saña, continúa hoy día, ahora contra el trabajador Rodney Álvarez. En la asamblea del 9 de junio, se asesinó a un trabajador de FMO, con el objeto de culpabilizar a otro. Han pretendido señalar a Rubén González, como el autor intelectual de esta fechoría. Los concurrentes a la asamblea del 9 de junio, saben bien que ocurrió. Muchos vieron quien disparó, como corría con un arma en las manos, y a los miembros de la GN, disparar al aire y lograr su detención. A esta persona la retienen por 24 horas, y le decomisan el arma, para luego liberarla. Todos denunciaron que el portador del arma es Héctor Maican, miembro del PSUV y del entonces sindicato. 

Alfredo Spooner se contradice

En la audiencia, al ser preguntado, Alfredo Spooner, incurrió en contradicciones en varias ocasiones. Una fue su imprecisión en la fecha de los acontecimientos, a lo que no hallamos lógica ya que como es que al ser convocado como testigo presencial, ¿No precisa una fecha, que para él debe ser tan importante, asumiendo que él fue parte de los hechos y según él, el blanco programado? Otro aspecto significativo, para alguien que se pretende dirigente sindical, miembro de la directiva saliente y concurrente al proceso eleccionario en dicho sindicato, es que argumentó “que la comisión electoral iba hacer elegida solo por trabajadores de Ciudad Guayana, por lo que los trabajadores de Ciudad Piar no tenían por qué estar y participar en la asamblea” donde incurrieron los hechos señalados y en los que fue asesinado el trabajador Ronny Rojas. Será, que Alfredo Spooner, ¿Desconoce que el sindicato de FMO es la organización sindical de todos los ferromineros, y por ello debían estar en dicha asamblea trabajadores de todas las dependencias, incluida Ciudad Piar? En otro momento entró en contradicciones con el video de la asamblea del 9 de junio, al afirmar que él vio al imputado portando un arma y luego responder que en la grabación, el acusado no tenía arma, para luego admitir que él no lo vio disparar; así, como asentir conocer a Héctor Maican, y estar consciente de que este señor disparó un arma e hirió a varios trabajadores. 

El llamado es a todos. Solidaridad activa para Rodney Álvarez

Más que un hecho policíaco, este es un hecho político. Tan político como, el perpetrado por el gobierno en contra Rubén González y como el también desarrollado contra los tres trabajadores de Sidor, hoy detenidos. Ningún trabajador en FMO, puede permitir que se imponga la mentira y la impunidad, como ningún trabajador de Sidor puede permitir que priven de libertad a sus compañeros por defender el contrato. Si esto pasa mañana puede ser otros.