Páginas vistas en total

Los colores del vino tinto



El color del vino es uno de los primeros atributos que notamos, es la forma que esta mágica bebida logra deleitar nuestro sentido de la vista, así que vale la pena conocer un poco más acerca de esta valiosa cualidad y de las distintas posibilidades que nos ofrece.
Intensidad: Aunque no es una norma general, los vinos de color más intenso tienden a poseer más fuertes taninos. Mientras las pieles de las uvas duren más en contacto con el mosto o jugo, más intenso será el color del resultado.
Opacidad: Si al tomar la copa puedes ver tu mano a través del vino, es poco opaco, mientras que si ocurre lo contrario, apenas podrás observar cambios de luz. Los vinos poco filtrados son más opacos, además, un vino muy antiguo puede hacerse menos opaco con el tiempo (no necesariamente menos tánico).(...)

Color: El centro de la copa contiene el color principal del vino, mientras que en los bordes se pueden observar los destellos y tonalidades. Es importante apreciar esto sobre fondo blanco y con luz apropiada, ya que de no hacerlo así, nuestra impresión será errónea. Con los años, el color de un vino puede hacerse más claro.
Entre los colores que se identifican en los vinos tintos existe una amplia gama. En el siguiente gráfico pueden observarse los principales (con algunos ejemplos entre paréntesis de vinos en los cuales es frecuente hallarlos):